La ciencia explica cómo el tiempo al aire libre modifica la forma de percibir los colores

Tres nuevas investigaciones observan la ciencia detrás de #thedress

Prendió la mecha del fuego en los medios de comunicación social. Dividió amigos y compañeros de trabajo. Era una foto de teléfono celular de un vestido de lentejuelas, y ahora se ha convertido en el tema de tres trabajos científicos.

Esta semana la revista Current Biology publicó tres estudios que buscan comprender como una sola fotografia puede ser interpretada de manera tan diferente por tanta gente.

Si tu ves el vestido en azul y negro (el color que aparece en la luz normal), entonces te encuentras entre la gran mayoría que lo ven así. De acuerdo a uno de los estudios, el 57% de más de las 1,400 personas encuestadas describió el vestido como de color azul y negro, mientras que el 30% lo vio como blanco y dorado. (Un 11% adicional lo vio como blanco y café, y 2% cayeron en “otra categoría”.)

"Es obvio que es una foto de mala calidad, pero ha resultado ser una herramienta extraordinariamente poderosa para los neurocientíficos visuales", dijo Bevil Conway, un profesor en el Wellesley College y autor principal del estudio. "Habrá decenas y decenas de estudios sobre este tema a lo largo de los años. Esto es apenas el comienzo".

Conway, al igual que otros expertos en visión dicen que la imagen del "vestido" es el ejemplo más extremo conocido de una sola imagen que puede ser vista por tantas y tan diferentes personas con diversos y diferentes colores.

"Estábamos al tanto de que las diferencias individuales respecto a la percepción son más grandes de lo que la mayoría de la gente se da cuenta, pero esta foto realmente nos pilló descuidados", dijo Michael Webster de la Universidad de Nevada, Reno, el autor principal de otro de las investigaciones, el cual encontró que nuestros cerebros son más propensos a descontar los tonos azulados que otros tonos.

Webster añadió que la foto del vestido es particularmente interesante porque la gente realmente se aferra a una sola interpretación de la imagen. Por ejemplo, la famosa ilusión óptica de una bailarina girando puede interpretarse como la figura girando a la izquierda o hacia la derecha, pero la mayoría puede obligarse a sí mismos a ver ambos lados.

Sin embargo, este no parece ser el caso con el vestido. "No conozco a alguien que claramente pueda revertir el color que está viendo en el vestido", apuntó Webster.

Los autores de las tres investigaciones coinciden en que la discrepancia reside en la forma en que percibimos los colores de la foto del vestido, y esto es debido a la manera en que nuestros cerebros interpretan el color de la luz que se pega y refleja en el vestido.

Si nuestros cerebros concluyen que la imagen está iluminada por una bombilla en tono frio como un cielo azul, ignorará las longitudes de onda más cortas y determinará que el vestido es blanco y oro. Sin embargo, si nuestro cerebro decide que la imagen está siendo iluminada por una bombilla de tono caliente, como una luz incandescente, dejará de lado las  ondas más largas en la imagen y verá el vestido como azul y negro.

Conway y Rosa Lafer-Sousa y Katherine Hermann coautoras de la investigación, encontraron que las mujeres y las personas mayores eran más propensas a ver el vestido de blanco y oro, mientras que los hombres y jóvenes tenían más probabilidades de verlo como azul y negro.

A pesar de que todavía no tienen en claro por qué eso es así, su hipótesis actual es que las mujeres y las personas mayores son más propensas a pasar su tiempo despiertos durante el día y por lo tanto, más propensas a asumir que su mundo visual está contaminada por el cielo azul.

"Tenemos en nuestra cabeza un modelo interno de cuáles son los colores del mundo y eso nos ayuda a resolver las ambigüedades", dijo Conway. "La máquina en la cabeza, dice, 'Bueno, teniendo en cuenta lo que  históricamente conocemos, voy a asumir que este color es tal o cual'".

A una personas que pasa más tiempo bajo iluminación artificial puede hacer una construir una hipótesis diferente, explicó.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
73°