La Chevrolet presenta un Camaro más pequeño, liviano y elegante para el 2016

El Camaro SS del 2016 será el más poderoso en la historia de ese modelo

La Chevrolet ha lanzado la sexta generación de su cupé deportivo Camaro, un contragolpe al completamente nuevo Mustang de la Ford.

Los dos gigantes de Detroit han estado librando la guerra de los carros de caballos desde la década de los sesentas, y la batalla sigue siendo encarnizada hasta la fecha. Sus ventas van corriendo al parejo, y los fabricantes de carros lanzan una plétora de ediciones especiales de alta potencia, cada una tratando de superar a la anterior.

Es una competencia desigual, dijo Dave Sullivan, gerente de análisis de productos de la firma de consultoría AutoPacific. Los carros ya no son los mejor vendidos; la actual rivalidad es más por la imagen de la marca y los derechos a fanfarronear.

“Cada uno vende menos de 100,000 carros al año, y siguen gastando cantidades monumentales de dinero y empleando gente  para mejorar el manejo e incrementar la potencia para poder seguir en la competencia”, recalcó Sullivan.

Los fabricantes de carros no dedican, ni con mucho, ese nivel de atención a segmentos más importantes del negocio, como los sedanes para las familias.

El último cañonazo de la Chevrolet fue develado el sábado en un entusiasta evento en Detroit. El Camaro fue introducido al mercado por vez primera en 1967 en respuesta directa a la presentación del Mustang original en 1964.

Actualmente, el Camaro mantiene la corona en ventas, pero muy a penas. Las ventas del Camaro aumentaron un 7% el año pasado a 86,297 unidades, adelantándosele al Mustang por el quinto año consecutive. Las ventas de la Ford en el año pasado fueron de 82,635 unidades, de acuerdo a Autodata Corp.

El Camaro y su rival el Mustang tienen un lugar especial en la cultura de carros estadounidense, manifestó Leslie Kendall, curadora del Museo automovilístico Petersen. Se han convertido en símbolos de sus respectivos fabricantes.

“Los carros muestran la actitud corporativa y la capacidad de los ingenieros y diseñadores cuando se les da un poco de rienda suelta”, él comentó.

Los carros señalan que las compañías siguen pobladas de “gente que ama los carros a las que les importa el vehículo que manejas y como te ves en él”.

A los propietarios del Mustang y del Camaro siempre les ha importado lo que hay bajo el cofre. Pero las versiones de este año  han añadido motores más pequenõs de cuatro cilindros que antes hubieran sido despreciados por los más leales seguidores.

La última vez que la Chevrolet intentó deslizar un motorcito de esos bajo el cofre de su cupé deportivo Camaro, los resultados no fueron bonitos.

“Nadie se sentía orgulloso ” de este motor de cuatro cilindros y 92 caballos de fuerza, dijo Al Oppenheiser, el jefe de ingenieros del Camaro refiriéndose al intento de hace más de dos décadas.

Esta vez, el modelo básico del Camaro de cuatro cilindros portará 275 caballos de fuerza, con turbocargador que ayuda a impulsar al Camaro a 60 millas por hora (unos 96.5 km/h) en menos de 6 segundos. El carro rendirá 30 millas por galón en la autopista.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
83°