Brad Pitt y Angelina Jolie acuerdan resolver su divorcio en privado

Brad Pitt y Angelina Jolie acuerdan resolver su divorcio en privado

Brad Pitt y Angelina Jolie acordaron mantener la reserva. La expareja, que pasó los últimos meses negociando amarga y públicamente en corte desde que Angelina presentó la demanda de divorcio, el 19 de septiembre pasado, trabaja ahora con un juez privado y presentará un “frente unido” de aquí en adelante, afirmaron en su primera declaración conjunta desde su separación.

“Las partes y sus abogados han firmado acuerdos para preservar los derechos de privacidad de sus hijos y familiares, mediante la confidencialidad de todos los documentos judiciales confidenciales y la contratación de un juez privado que tome las decisiones legales necesarias y facilite la resolución rápida de cualquier asunto pendiente”, afirmaron este lunes por la noche en un comunicado conjunto confirmado por el L.A. Times.

Cuando Jolie solicitó el divorcio también pidió la custodia física total y custodia legal conjunta de sus seis hijos. En la respuesta de Pitt se pidió custodia conjunta, tanto física como legal. “Los padres se comprometieron a actuar como un frente unido para llevar a cabo la recuperación y reunificación”, sigue la nueva declaración.

La demanda de Jolie fue una “total sorpresa” para Pitt, declaró a la revista People una fuente cercana a la pareja en septiembre pasado, que en última instancia fue provocada por un escupitajo entre el actor y su hijo mayor, Maddox, en un avión privado que volaba hacia L.A. desde Francia.

Aunque el Departamento de Servicios para Niños y Familias no confirmó una investigación sobre el incidente, una fuente familiarizada señaló que no hubo hallazgos de abuso por parte del actor. El FBI cerró su revisión de la situación en noviembre, sin cargos.

Los abogados de Hollywood llegaron a un acuerdo informal y privado de custodia temporal a finales de septiembre, pero un documento judicial que Jolie presentó semanas después hizo públicos los detalles. A principios de diciembre, la primera petición de Pitt de blindar las cuestiones de custodia fueron rechazadas por un juez. El equipo legal de Jolie consideró la iniciativa del actor como “un intento poco velado de protegerse a sí mismo, en lugar de a los niños, de la vista pública”.

Aunque los nombres de los terapeutas que tomaron decisiones acerca del acceso del actor a sus hijos salieron a la luz, un juez sostuvo que el caso aún no cumplía con los requisitos para ser blindado. Pitt retomó el asunto unas semanas más tarde, aludiendo que Jolie “no tenía mecanismos de autocontrol” y que estaba “decidida a ignorar incluso los estándares acordados en relación con el mejor interés de los niños”.

CNN informó que se programó una audiencia para este mes.

Poco después de que la actriz pidiera el divorcio, Stacy Phillips, una abogada de familia de la forma Blank Rome, en Century City, declaró que encontró un aspecto de la presentación de Jolie “un poco extraño”: el hecho de que pidiera custodia física exclusiva pero legal conjunta, lo cual incluye la capacidad de tomar decisiones sobre las vidas de los menores. “Si alguien no es capaz de manejar el tiempo de custodia, entonces uno podría suponer que tampoco es capaz de tomar decisiones”, señaló a The Times. Pero el hecho de que los seis niños -tres adoptados y tres nacidos de la pareja- estaban listados en la petición con Pitt y Jolie como padre y madre, era positivo.

La pareja de ganadores de premios Oscar, cuya fecha de separación fue el 15 de septiembre de 2016, se casó legalmente el 14 de agosto de 2014 y realizó el 23 del mismo mes una ceremonia no confesional en su palacio de Provenza, Francia, después de un compromiso de dos años. Ambos se conocieron durante el rodaje del film “Mr. & Mrs. Smith”, cuando Pitt todavía estaba casado con Jennifer Aniston.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°