Animada por la compra récord de la Mansión Playboy, la ‘Beverly House’ sale a la venta por $195 millones de dólares

Animada por la compra de la Mansión Playboy, la ‘Beverly House’ sale a la venta por $195 millones de dólares

Pisándole los talones a la venta récord de la mítica Mansión Playboy, otra propiedad célebre del lado oeste está lista para subir la apuesta.

Leonard M. Ross, abogado y hombre de negocios, ha puesto su casa de Beverly Hills nuevamente en el mercado por un valor de $195 millones -$30 millones más que el monto con el que cotizaba hace nueve años, cuando estuvo en venta públicamente por última vez-. Además, la mansión puede adquirirse con una porción más pequeña de la propiedad, que no incluye otra casa adicional de siete dormitorios, por $175 millones.

Conocida como la ‘Beverly House’ (Casa Beverly), la gran finca fue construida para el banquero local Milton Getz, y luego fue propiedad del magnate William Randolph Hearst y de la actriz Marion Davies.

Para añadir otra capa a su pedigrí, la mansión de varios acres de extensión fue el lugar donde pasaron su luna de miel Jacqueline y John F. Kennedy luego de su boda, en 1953. Algunas escenas de las películas “The Godfather” y “The Bodyguard” también se rodaron allí.

La mansión, con forma de ‘H’, fue diseñada por Gordon Kaufmann. Su construcción finalizó en la década de 1920, y se accede a ella a través de una puerta fortificada de dos plantas, a la cual se llega por un largo camino privado.

En el interior, los más de 50,000 pies cuadrados de espacio cubierto evocan la grandeza del Viejo Hollywood. Entre los detalles más llamativos hay techos tallados y abovedados, paredes con paneles y muebles de época. El salón, diseñado por Davies y Hearst, funciona también como un cine y contiene una pantalla desplegable y proyectores.

Otras de sus características a destacar son un pasillo de entrada de 50 pies con una galería, un bar con vistas al jardín y una biblioteca de dos pisos, de madera tallada a mano. Una sala de billar separada conserva sus pisos de parquet originales y una chimenea que fue trasladada desde el Hearst Castle de San Simeon, California.

En la planta superior, un pasillo central conecta las alas de los dormitorios para la familia con los cuartos del personal. Hay un total de 30 habitaciones y 40 baños.

Una cancha de tenis iluminada, una piscina, dos estanques, galerías, fuentes y paisajes de jardinería completan el terreno. Un departamento adicional de dos habitaciones y una casa de seguridad de un dormitorio también son parte de la propiedad.

Ross, el cuarto dueño de la Beverly House, vivió allí durante casi cuatro décadas. Durante esos años, ha restaurado, mantenido y ampliado la propiedad en unos 20,000 pies cuadrados; un pequeño bar rescatado del desaparecido club Touch, que perteneció a Hugh Hefner, se incorporó en una de las ampliaciones.

Aunque no había salido públicamente al mercado durante una década, la Beverly House se había ofrecido en secreto por un valor de entre $145 y $115 millones. Tres años atrás estuvo disponible para alquiler, por $600,000 al mes.

Mauricio Umansky, de Agency, es el agente inmobiliario actual.

Traducción: Valeria Agis

 Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°