Hombre acusado de matar a su ex esposa, intentó matar a su otra pareja, afirman los fiscales

El hombre acusado de la muerte de su esposa frente a la costa italiana intentó asesinar a un testigo

Un hombre de Orange County que está esperando un juicio por presuntamente haber estrangulado y lanzado a su ex esposa de un crucero frente a la costa italiana intentó contratar a dos reclusos para asesinar a otra ex esposa, de acuerdo a los fiscales.

Lonnie Loren Kocontes, de 57 años de edad, ha estado en custodia desde el 2013, cuando los investigadores del Alguacil de Orange County concluyeron que la muerte de su ex esposa en el mar en el año 2006 no fue un accidente o un suicidio, sino la culminación de un complot con el que obtuvo más de $1 millón de dólares.

El cuerpo de Micki Kanesaki fue encontrado flotando en las aguas italianas dos días después de que fue reportada como desaparecida. Para entonces, Kocontes ya había regresado a Estados Unidos y estaba con otra mujer con quien más tarde se casó, dijeron los fiscales de Orange County.

Las autoridades investigaron la muerte de Kanesaki en el 2006, y la nueva esposa de Kocontes  testificó ante el gran jurado de Orange County, dijeron los fiscales. Pero su historia aparentemente cambió cuando testificó nuevamente ante los investigadores en el 2013. Poco tiempo después, Kocontes fue detenido.

Kocontes supuestamente redactó una carta en la cual su esposa declaraba que su testimonio del 2006 era correcto y que se vio obligada a mentir en el 2013.

Los fiscales dicen que Kocontes contrató a dos reclusos para que le llevaran la carta a su ex esposa, hacer que la firmara y después asesinarla.

Uno de los dos reclusos le dijo a su abogado, quien notificó al Departamento del Alguacil de Orange County. Eso condujo a los nuevos cargos contra Kocontes.

Además del cargo de asesinato para obtener ganancia financiera al que ya se enfrenta Kocontes por la muerte de Kanesaki, ahora se enfrenta a dos cargos de solicitar cometer un asesinato y un cargo de solicitar sobornar a un testigo.  

Kocontes se presentará el jueves por la tarde en la corte de Orange County y se enfrenta a una sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional por sus cargos anteriores.

Kocontes conoció a Kanesaki cuando trabajaron en el mismo bufete de abogados de Los Angeles en la década de 1990. Se casaron en 1995 y se divorciaron en el 2001, pero volvieron a entablar una relación antes de sus vacaciones europeas en el 2006.

La pareja abordó un crucero en Messina, Italia, el 25 de mayo. Kanesaki desapareció en algún momento después de las 11 de esa noche; su cuerpo fue encontrado dos días después.

En ese tiempo, Kocontes les dijo a las autoridades que su esposa había ido a conseguir una taza de té alrededor de la 1 a.m. y él había tomado un somnífero. Cuando se despertó, su esposa no estaba.

Kocontes era el beneficiario del patrimonio de Kanesaki y obtuvo más de $1 millón de dólares por la venta de su casa y sus cuentas bancarias, alegaron los fiscales.

En el 2008, Kocontes intentó mover ese dinero entre sus cuentas bancarias con la ayuda de su  cuarta esposa, desencadenando una investigación del FBI.

La investigación finalmente condujo al cargo de asesinato en contra de Kocontes, quien fue arrestado en Florida en febrero del 2013.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
59°