A pesar de ser mayoría, los latinos todavía están rezagados en la política de California

Los latinos todavía están rezagados en la política de California

El advenimiento de los latinos como el grupo étnico más grande de California arroja nueva luz sobre una paradoja persistente: muchos de ellos no votan, limitando así su influencia en las decisiones del gobierno, mismas que tienen un profundo impacto en sus vidas.

Los latinos fueron el 39% de la población estatal el año pasado, superando al 38% de blancos no latinos, estima la oficina de censo de Estados Unidos.

Pero en las elecciones de noviembre, los latinos representaban sólo el 15% de los votos, según Political Data, una firma independiente que rastrea los patrones de votación en California.

La brecha entre la participación de la población latina y su influencia en las elecciones es un patrón familiar. También es una frustración desde hace mucho tiempo para los líderes políticos latinos.

De cualquier manera, los Latinos están muy bajamente representados en todos los niveles de gobierno en California.- Roger Salazar, California Latino Legislative Caucus

El jueves, la bancada Latina legislativa de California dará a conocer un informe que muestra que a pesar de todos sus avances en los últimos años, y estos son importantes, los Latinos todavía componen una parte desproporcionadamente pequeña de los funcionarios electos en el estado.

Sólo el 10% de supervisores del condado y el 15% de los miembros del Consejo de la ciudad son latinos, según el informe, "The Status of Latinos in California."

“De cualquier manera, los latinos está muy bajamente representados en todos los niveles de gobierno en California”, señaló Roger Salazar, vocero del caucus.

Sus números son más altos en la legislatura — 24 de los 120 miembros, pero sólo el 20%, apenas la mitad de la porción de la población Latina. Todos, excepto por dos de los legisladores latinos, son demócratas.

Aun así, la influencia de los latinos ha aumentado en Sacramento. Gracias en gran parte a los legisladores latinos, el nuevo presupuesto estatal incluye cobertura médica pública para aproximadamente 170,000 niños inmigrantes que están ilegalmente en el país.

La aprobación por el gobernador Jerry Brown en 2013 de las licencias de manejo para los inmigrantes 

ilegalmente en país, vino después de más de una década de batallas campales por parte de los representantes latinos electos.

El presidente del Senado estatal pro tem Kevin de León saluda a los constituyentes en Boyle Heights el 18 de septiembre. A pesar de estar poco representados en la legislatura, los Latinos han visto subir su influencia en Sacramento.

 (Luis Sinco / Los Angeles Times)

Los legisladores ahora rutinariamente escogen Latinos como líderes legislativos, como se ve más recientemente con el líder del Senado del estado, Kevin de León (D - Los Ángeles). Antonio Villaraigosa, el anterior presidente de Asamblea estatal ganó, pero el hito de población confirmado el mes pasado por la oficina del Censo, puso en relieve la distancia que los Latinos de California todavía deben cruzar para llegar a tener una representación en el gobierno representativa de sus números.

La ciudadanía es una barrera: Muchos de los inmigrantes latinos no son elegibles para votar.

Otro factor importante es la edad relativamente joven de los Latinos. Las cifras del censo muestran que en California el 32% son menores de 18 años y por lo tanto son elegibles para votar. Sólo el 19% de otros residentes de California son menores de 18 años.

Asimismo, en comparación con otros californianos, una gran proporción de Latinos es menor de 35 años. Y los votantes jóvenes tienen menos probabilidades que los votantes de edades mayores a salir a votar durante las elecciones.

Los latinos también tienden a tener menos ingresos y educación que otros californianos. Esos rasgos, sin importar raza o etnia, también corresponden a una baja participación en las votaciones.

La baja participación en las elecciones puede ser un patrón difícil de romper.

Cuando las campañas buscan a los votantes con llamadas telefónicas, visitas a domicilio y por correo, ellos típicamente se concentran en aquellos que tienen un récord de votación frecuente. Así que los Latinos menos ricos y menos educados algunas veces pierden la clase de movilización que puede estimular a la gente a las urnas.

"Es una profecía auto cumplida", dijo Paul Mitchell, Vicepresidente de Political Data, la cual vende historias de votantes a las campañas  electorales que buscan localizar a sus seguidores más probables.

El resultado puede ser una comunidad Latina principalmente de bajos ingresos con líderes de gobierno local elegidos principalmente por una minoría de votantes blancos con mayores ingresos y que son propietarios de casas.

"Esos votantes tienen mucho más fuerza política", dijo Mitchell.

Sin embargo, desde la elección presidencial de 2004, el segmento  de votantes Latinos registrados de California ha aumentado de 17% a 23%, según datos de la política. La porción de Latinos que realmente votaron en las elecciones presidenciales aumentó de 15% en 2004 a 19% en 2012.

El crecimiento del voto Latino es la razón n º 1 de que California ha cimentado su estatus como un bastión democrático.

Sin embargo, aun cuando ese avance continúa, es poco probable que haga al estado más favorable a los demócratas, mientras los expertos esperan más estados republicanos como Texas y Arizona, dijo el encuestador Matt Barreto, profesor de Ciencias políticas y estudios chicanos de UCLA.

Pero lo qué podría hacer el crecimiento Latino en California, sugirió, es elegir a los legisladores que dirijan  más recursos del estado a las escuelas urbanas que atienden principalmente a los inmigrantes latinos, o para clases de inglés y de educación vocacional para sus padres.

"Veremos más receptividad hacia los temas latinos", indicó Barreto. "Tendrán una voz más fuerte".

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
78°