La mayoría de las víctimas del accidente en la autopista 10 eran latinas y vivían en Los Ángeles

La mayoría de las víctimas del accidente en la autopista 10 eran latinas y vivían en Los Ángeles

Autoridades de la oficina del forense de Riverside dijeron hoy lunes que ya habían identificado a once de las 13 víctimas que murieron el día de ayer en el terrible accidente ocurrido entre un camión de turismo y un camión de carga cerca de Palm Springs.

Otras 31 personas resultaron heridas cuando el autobús de turismo se estampó en la parte trasera de un camión de carga como a las 5:17 am, ayer domingo, cerca de Desert Hot Springs. El autobús de pasajeros se dirigía a Los Ángeles sobre la autopista 10, según las autoridades.

Las víctimas incluyen al conductor del camión de turismo: Teodulo Vides, de 59 años; y los pasajeros: Isabel Jiménez Hernández, de 66; Rosa Ruiz, de 53; Gustavo Green, de 62; Zoila Aguilera, de 72; Concepción Corvera, de 57; Aracely Tije, de 63; Dora Gálvez de Rodríguez, de 69; Elvia Sánchez, de 52; y Ana Gómez de Magallón, de 71. Esta información es de acuerdo a los documentos de la oficina del forense del Condado de Riverside.

Todas las personas identificadas eran residentes de Los Ángeles, excepto por Corvera, quien residía en Palmdale.

Autoridades locales y federales continúan la investigación para saber las causas del accidente, el más mortal que se haya visto en California en varias décadas.

Hasta el momento lo que las autoridades han dicho es que el accidente ocurrió cuando el autobús de turismo de la compañía USA Holiday se estampó en la parte trasera de un camión de carga, destrozando toda la parte delantera del autobús.  La mayoría de las personas que murieron aparentemente venían sentadas en los asientos delanteros y se habían quedado dormidos después de una noche de juego en el casino Thermal, cerca de Salton Sea.

Diez de las víctimas fueron mujeres y tres hombres, confirmó la oficina del forense de Riverside.

La parte frontal del autobús de turistas quedó prácticamente destruida, sugiriendo que posiblemente viajaba a más alta velocidad que el camión.  Sin embargo,  las autoridades enfatizaron que todavía las averiguaciones no se habían concluido para confirmar que el conductor, quien también murió en el accidente, manejaba a alta velocidad.

Los investigadores están viendo todas las posibilidades, incluyendo el hecho de que el conductor pudo haberse quedado dormido, tuvo un ataque al corazón  o conducía bajo la influencia de drogas o alcohol, dijo Jim Abele, de la Patrulla de Caminos de la división fronteriza.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°