La Fuerza Aérea lanzó un misil desde California como prueba de ‘disuasión nuclear’

La Fuerza Aérea lanzó un misil desde California como prueba de ‘disuasión nuclear’

Un misil balístico intercontinental desarmado despegó de la Base Aérea Vandenberg para probar la fiabilidad del arma y asegurar un “disuasivo nuclear eficaz”, según la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. 

La prueba del misil Minuteman III ocurrió a las 12:02 a.m., desde la base, ubicada al noroeste de Santa Bárbara, detalló el Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea. El misil, equipado con un vehículo de reentrada de prueba única, viajó 4,200 millas a un rango de prueba cerca del Atolón Kwajalein, en las Islas Marshall. 

“Estos lanzamientos de ensayo verifican la exactitud y fiabilidad del sistema de armas ICBM, proporcionando datos valiosos para asegurar un disuasivo nuclear seguro y efectivo”, expresó el comando mediante un comunicado. 

El lanzamiento fue llevado a cabo por el Ala de Misiles 341º de la Base Aérea Malmstrom, en Montana; el Escuadrón de Prueba 576º y el equipo del Ala Espacial 30º, de Vandenberg, precisó la Fuerza Aérea. El Ala de Misiles 341º es una de las tres bases que supervisan las fuerzas misilísticas intercontinentales del país. 

“Iniciativas como ésta hacen que la disuasión nuclear sea efectiva”, resaltó el coronel Craig Ramsey, comandante del Escuadrón de Pruebas de Vuelo 576º, en un comunicado. 

La Base Aérea de Vandenberg y el antedicho escuadrón llevaban 10 meses preparando el lanzamiento de prueba, informó en un comunicado el coronel Chris Moss, comandante del Ala Espacial 30º, de Vandenberg.

Antes de su lanzamiento, el misil Minuteman III fue tomado aleatoriamente de un silo en la Base Aérea de Malmstrom, en Montana, y transportado hacia Vandenberg, donde se lo reensambló, detalló la Fuerza Aérea. 

El Comando de Ataque Global afirmó que la información recopilada de estos lanzamientos de prueba se usa para “la evaluación continua del desarrollo de la fuerza”. Los lanzamientos de ensayo demuestran la capacidad del sistema de misiles Minuteman y aseguran “la capacidad de los EE.UU. de mantener un disuasivo nuclear fuerte y creíble, como un elemento clave de la seguridad del país y sus aliados y socios”, aseguró el comando. 

El misil Minuteman III ha estado en servicio por 60 años, pero fue renovado con sistemas mejorados de blanco y mayor precisión, dijo la Fuerza Aérea. 

La prueba marca el segundo lanzamiento de un misil desde la base en una semana. El 26 de abril pasado el Comando de Ataque Global realizó otra prueba. Funcionarios de la Fuerza Aérea afirmaron que el lanzamiento fue un ensayo operacional para mostrar la capacidad de disuasión nuclear del país. 

La Nuclear Age Peace Foundation, una organización sin fines de lucro y no partidista, con sede en Santa Bárbara, criticó el momento y las razones de ambos lanzamientos, que, según la organización, se produjeron en medio de tensiones entre los EE.UU. y Corea del Norte. 

El viernes pasado, militares norcoreanos lanzaron un misil balístico horas después de que el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, pidiera al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que impusiera nuevas sanciones económicas contra ese país. El arma, aparentemente, se estrelló cerca o cayó en el agua. 

Corea del Norte ha intensificado sus pruebas de misiles en las últimas semanas, con los lanzamientos de al menos siete proyectiles de corto y mediano alcance, este año.

El ensayo de este miércoles marcó el tercer ICBM lanzado desde la Base Aérea de Vandenberg en 2017. El otro misil de prueba fue lanzado en febrero. Equipado con una carga útil no explosiva, ese misil también viajó a un rango de prueba en el Atolón Kwajalein, en las Islas Marshall.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí. 

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°