En riesgo una especie de pulpos por la demanda de celulares y computadoras

La demanda de celulares y computadoras pone en riesgo una rara especie de pulpos

En marzo de 2016 el mundo conoció a Casper, un pulpo de aguas profundas, de color blanquecino, que tiene su hogar a 2,5 millas bajo la superficie del océano. Ahora, un nuevo estudio sugiere que el recién descubierto cefalópodo podría estar bajo amenaza debido a la minería en alta mar.

En un artículo publicado el lunes en Cell Biology, un equipo de investigadores informó que se observó a pulpos como Casper poner sus huevos en los tallos de esponjas muertas. Estas esponjas, a su vez, están unidas a grupos de metales de  tamaño de un puño, que se precipitan lentamente fuera de la columna de agua durante millones de años y se llaman nódulos de manganeso.

Los nódulos no son muy interesantes a la vista (negros, con forma de una patata), pero los metales que contienen se utilizan en teléfonos celulares y ordenadores, lo cual los hace cada vez más interesantes para los mineros.

“Muchos de estos metales no están disponibles en la superficie fácilmente y a buen precio”, señaló el autor principal, Autun Purser, del Instituto Alfred Wegener para Investigación Polar y Marina, en Alemania. “Esto está conduciendo la investigación sobre cómo conseguir estos metales fuera del mar”.

Internarse en el océano profundo es difícil y explorarlo es costoso; los científicos marinos todavía no saben mucho acerca de él. Hasta hace poco, tenían pocas oportunidades de aprender cómo la minería en esa parte del planeta afectaba a las plantas y animales que viven allí.

Hay algunos barcos de investigación que están equipados para explorar el fondo marino. Por ejemplo, Casper fue descubierto en el archipiélago hawaiano por científicos a bordo del Okeanos Explorer, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, encargada de explorar las profundidades marinas.

En este nuevo estudio, los investigadores se basaron en las observaciones de 29 pulpos de mar profundo realizadas durante cinco años, de 2011 a 2016. Todas las observaciones se hicieron con la ayuda de los llamados ROV, vehículos operados remotamente, que pueden descender a profundidades que serían imposibles para cualquier humano sin un submarino.

Sólo dos de los pulpos incluidos en el estudio fueron observados incubando sobre sus huevos, pero en ambos casos los huevos se encontraban en tallos de esponja muertos. Aunque se sabe que los pulpos tienen cientos de huevos, las dos crías observadas consistían de aproximadamente 30 huevos grandes, entre los 2 y los 2,7 centímetros.

Estudios previos han demostrado que los pulpos son padres vigilantes y cuidan de sus huevos durante el tiempo que toma hasta el nacimiento.

En el mar profundo, donde las temperaturas se ciernen cerca de la congelación y el ritmo de vida tiende a moverse más lentamente que en aguas más cálidas, este proceso podría tomar años.

Los investigadores sugieren que si los mineros eliminan los nódulos de manganeso en áreas de aguas profundas como la cuenca de Perú, en el pacífico meridional, las esponjas no tendrán nada donde aferrarse y los pulpos de aguas profundas podrían perder un habitat esencial para su reproducción.

“Lo más importante de nuestro estudio es la observación de que estos animales grandes y móviles podrían ser afectados por la minería de nódulos”, remarcó Purser. “Si estos nódulos se extraen, no habrá sitio para que la esponja crezca y por ende tampoco habrá lugar para que los pulpos pongan sus huevos”.

El experto agregó también que probablemente otras especies podrían verse afectadas por la minería de este tipo. “Si queremos seriamente proteger el patrimonio de las profundidades oceánicas necesitamos más tiempo de investigación antes de poder reducir los impactos de la recolección de recursos en estas regiones remotas”, afirmó.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
76°