Resultados de elecciones agregan tensión al EEUU vs. México 

Como muchos estadounidenses, Michael Bradley estaba pegado a la televisión viendo los resultados de las elecciones hasta el miércoles por la mañana.  

A diferencia de otros estadounidenses,  Bradley es el capitán de la selección de Estados Unidos que enfrenta este viernes el inicio de las eliminatorias mundialistas. Será la primera competencia importante de cualquier equipo nacional de Estados Unidos desde que Donald Trump fue elegido como presidente- y gracias al destino, será ante México, su rival más fuerte y el país que Trump criticó duramente durante su campaña.

Bradley está preocupado que las repercusiones de la política puedan llegar a Mapfre Stadium, donde aficionados estadounidenses y mexicanos se verán las caras.

“Ojalá que (los aficionados) le den a cada persona en el estadio, el respeto que se merecen, si son estadounidenses, mexicanos, neutrales. El Estados Unidos-México es el juego más grande que jugamos. Es el más especial, el más apasionado”, dijo Bradley.

Otros, como el portero de Estados Unidos, Tim Howard, quien volvió a la liga estadounidense tras 13 temporadas en Inglaterra, dijo que no el martes y espera que cualquier resentimiento debido a los resultados, ya haya pasado para el partido del viernes.

“Fui a la cama. Contaron los votos y luego me dijeron quién era el presidente”, dijo. “No hubiera votado por Trump si hubiese votado, pero ahí está. No hay nada más que decir, realmente”.

“Es política y esto es futbol. México va a tratar de ganarnos y nosotros vamos a tratar de hacer lo mismo. No tiene nada que ver con  política”.

 Bradley, por otro lado, estaba metido en la contienda presidencial.  

“Todo ha sido muy cautivador”, dijo Bradley. “Lo seguí muy de cerca”.

Otros, como el joven Christian Pulisic, que juega en el Borussia Dortmund, dijo que los alemanes le preguntan mucho sobre las elecciones.  

“Los europeos están interesados en lo que está pasando”, dijo Pulisic, uno de los 18 jugadores que militan en el extranjero. “Me preguntan muchas cosas simples como ‘es broma?’ y les digo, ‘no, creo que Donald Trump es el candidato a la presidencia. Tiene un buena posibilidad de ganar’”.

Ahora que ha ganado, Bradley dice que el equipo y el país deben de unirse otra vez.  

“Sin importar tus creencias, por quién votaste, tenemos la obligación de unirnos, de apoyar a nuestro nuevo presidente, tener fe y confiar que va a hacer lo mejor para todo el país”, dijo Bradley. “En momentos como estos, es fácil de cuestionar cosas… los resultados no son lo que todos querían. Algunos están contentos, otros no”.

“Pero la forma para seguir adelante es de unirnos y darle a nuestro presidente el apoyo y tener fe que continuará haciendo, lo que ultimadamente, pienso que cada presidente ha hecho, tomar las decisiones por el bien del país”, agregó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°