FBI dice que la masacre en Las Vegas no tiene conexión con el terrorismo internacional. El Estado Islámico se adjudica el ataque

Al menos 58 personas murieron y al menos 500 resultaron heridas luego de que un pistolero abrió fuego el domingo por la noche en un festival de música country al aire libre en Las Vegas, el tiroteo más mortífero en la historia americana moderna.

Los primeros disparos empezaron a las 10:08 p.m. Más de 22.000 espectadores buscaron refugio mientras sonaba el ruido de una ametralladora que disparaba desde una habitación de hotel en el piso 32 del Mandalay Bay al otro lado de la calle.

La policía dijo que el sospechoso, de 64 años de edad, Stephen Paddock,  residente de Mesquite, Nevada, se suicidó antes de que un equipo SWAT lograra confrontarlo. Los oficiales descubrieron al menos 10 rifles en su habitación de hotel.

"Ahora mismo creemos que es un acto de un lobo solitario", dijo el alguacil del condado de Clark, Joe Lombardo. "Estamos seguros de que ya no hay una amenaza". El Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas es una fuerza conjunta del condado de la ciudad encabezada por el sheriff.

Lombardo dijo que las autoridades no tenían pruebas todavia el motivo de la masacre. "No sabemos cuál era su sistema de creencias".

El grupo Estado Islámico emitió una declaración reclamando la responsabilidad del ataque, alegando que el pistolero se había convertido al Islam hace meses, aunque no proporcionó ninguna prueba; casi de inmediato, el agente especial a cargo de la oficina del FBI en Las Vegas, Aaron Rouse, dijo que las autoridades federales no habían encontrado tal evidencia.

"Hemos determinado que no hay conexión con un grupo terrorista internacional", dijo Rouse.

"Fue un acto de pura maldad", dijo el presidente Trump en un discurso televisado en Washington, y no se refirió a los disparos como un acto de terrorismo. Dijo que viajaría el miércoles a Las Vegas para visitar a los primeros en responder y las familias de las víctimas.

"No podemos comprender su dolor, no podemos imaginar su pérdida. A las familias de las víctimas, estamos orando por ustedes, y estamos aquí por ustedes, y le pedimos a Dios que los consuele durante este período tan oscuro", dijo Trump.

"Nuestra unidad no puede ser destruida por el mal, nuestros lazos no pueden ser rotos por la violencia", agregó Trump, diciendo que aunque algunos estadounidenses pueden estar enojados, "es nuestro amor lo que nos define hoy y siempre".

El hermano del pistolero dijo que estaba "asombrado" por el ataque.

-¿Dónde diablos recibió armas automáticas? Él no tiene antecedentes militares ni nada por el estilo ", dijo Eric Hudson Paddock a CBS News en Orlando, Florida." Es un tipo que vivía en una casa en Mesquite y bajaba y jugaba en Las Vegas.  

La policía dijo que lograron ubicar a una mujer, identificada como Marilou Danley, que se creía que viajaba con Paddock y que se dice que vive en su dirección en Mesquite, a unas 80 millas al noreste de Las Vegas. El hermano del tirador dijo que Danley era la novia del pistolero.

El agente de policía de Mesquite, Quinn Averett, portavoz del departamento, dijo que unos 10 oficiales de Mesquite llegaron a la casa el lunes por la mañana, manteniendo cerrado un perímetro de seguridad. Los oficiales encontraron algunas armas dentro.

La policía de Mesquite dijo que no había tenido ningún contacto previo con el hombre - no tiene multas de tránsito, no hay citas a la corte, "no hay arrestos, nada", dijo Averett. "Es una casa nueva, es una casa limpia y bonita, nada fuera de lo común".

Uno de los muertos era un oficial de policía fuera de servicio que asistía al concierto, dijo Lombardo. Varios oficiales de Nevada y California, tanto dentro como fuera de sus funciones, resultaron heridos por los disparos, dijeron las autoridades.

"Un trágico y odioso acto de violencia ha sacudido a la familia de Nevada", dijo el gobernador Brian Sandoval en Twitter. "Nuestras oraciones están con las víctimas y todas las personas afectadas por este acto de cobardía".

Y en California, el gobernador Edmund Brown Jr. ordenó que las banderas en el Capitolio estuvieran a media asta. "Nuestras oraciones y nuestras más profundas simpatías están con las familias y seres queridos de los muertos y heridos de este trágico tiroteo. Estamos con el pueblo de Nevada en este momento difícil", dijo en un comunicado.

En el Centro Médico de la Universidad, Mason Van Houweling, el director general del hospital, estaba afuera con los oficiales, con la cara cansada. Había estado allí desde justo después del tiroteo. Había sangre en todas partes, dijo. La gente venía en ambulancias, en taxis. Algunos condujeron a extraños con heridas de bala.

El personal del hospital comenzó a atender a los heridos en el estacionamiento y en las entradas al hospital.

 "Nuestro equipo ha hecho un trabajo milagroso en una situación muy tensa", dijo Van Houweling. El personal del hospital acaba de empezar a presentarse al trabajo, sin necesidad de pedirle ayuda, dijo.

 Los profesionales médicos que estaban visitando la ciudad aparecieron. Había dos anestesiólogos de Florida. Un número de enfermeras eran de fuera del estado. Sus ojos se nublaron. "Es como un mal sueño", dijo Van Houweling. "Esto le sucedió a tanta gente simpática, fue un festival de música country, tanta gente tan cálida".

Las autoridades establecieron un puesto de mando y un centro de clasificación y cerraron partes del Strip en las horas posteriores al tiroteo.

Los huéspedes del hotel fueron impedidos de regresar a sus hoteles, por lo que fueron trasladados a un centro equipado con detectores de metales. La policía investigó inicialmente los informes de un "dispositivo sospechoso" en la calle, fuera del Hotel Luxor, pero dijo más tarde que parecía que no había artefactos explosivos relacionados con el incidente.

Los asistentes al concierto reportaron el sonido de armas de fuego de armas mientras actuaba Jason Aldean. Los disparos parecían venir de un piso superior del hotel, dijeron algunos testigos.

El video publicado en las redes sociales mostró que el concierto al aire libre estaba en plena marcha cuando disparos de  armas automáticos resonaron repetidamente. Decenas de personas cayeron al suelo, gritando, mientras otras corrían.

Los disparos duraron más de 30 segundos antes de que la música se detuviera, y otra ráfaga se oyó inmediatamente despues. "Quédate abajo", gritó una mujer. -vamos -dijo otra voz. Otra ola de disparos siguió poco después.

Seth Bayles, de West Hollywood, dijo que Aldean había estado actuando durante unos 20 minutos cuando oyó disparos. "Pensé que eran juegos pirotecnicos", dijo Bayles. "Entonces vimos a la gente caer. Vimos que alguien fue herido y luego empezamos a correr”. 

Bayles dijo que probablemente estaba a 50 pies del escenario cuando escuchó los disparos. "Vimos a la gente correr por todas partes".

Aldean fue sacado rápidamente del escenario, y poco después la banda fue sacada también. Dos hombres cerca del Mandalay Bay dijeron que escucharon a alguien en un helicóptero con un megáfono gritando: "¡Corran! ¡Corran!” Otros dijeron que vieron a la policía y equipos SWAT entrando en el hotel.

Bernice Allard, quien vino al concierto con su esposo, Frank Allard, dijo que había gritos cuando comenzó el tiroteo. "Un solo tiro. Un disparo, luego un montón de disparos ", dijo Frank Allard. Dijo que había venido a ver a Eric Church, Sam Hunt y Aldean, que estaba en su cuarta o quinta canción cuando comenzó el tiroteo.

El teniente de la policía de Bakersfield, Jeff Burdick, dijo que no estaban en condiciones de devolver el fuego. Un oficial de Bakersfield resultó herido por los disparos y fue llevado a un hospital para recibir tratamiento, pero se espera que sobreviva, dijo Burdick. "Nuestros oficiales estaban asistiendo al concierto como civiles", dijo Burdick, agregando que la agencia ha representado a todos los oficiales que se sabe que están allí.

El Estado Islámico se adjudica el ataque

Por su parte, Amaq, una agencia de noticias afiliada al Estado Islámico, citó a una fuente de seguridad anónima que dijo que Stephen Paddock, de 64 años, era un "soldado del Estado Islámico" que había "ejecutado el ataque en respuesta a las agresiones de las naciones de la Coalición".

La declaración fue lanzada en los canales islámicos vinculados al estado en el servicio de mensajería Telegram.

El Estado Islámico ha exhortado a sus seguidores a llevar a cabo ataques en los países occidentales, diciendo que son la mejor manera para que los jihadistas que residen en Occidente ayuden al grupo.

Las publicaciones del Estado islámico proporcionan instrucciones sobre cómo lanzar los vehículos en multitudes y causar la cantidad máxima de muertes.

Sin embargo, no quedó claro qué conexión podría tener Paddock, con el Estado islámico.

Una declaración de Amaq dijo que el atacante "había abrazado el Islam hace unos meses".

 

Funcionarios del Aeropuerto Internacional McCarran informaron que algunos vuelos fueron desviados inmediatamente después de los disparos. "Espere retrasos", dijo el aeropuerto en Twitter. Partes de la Interestatal 15 cerca del Strip también fueron ceerrados, y los huéspedes del hotel a través de la ciudad fueron ordenados a refugiarse. La autopista volvió a abrirse más tarde, pero las cercanías cerca del Strip permanecieron cerradas durante gran parte de la noche.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group