A pesar de terminar la temporada con un saldo positivo, Chargers no se ganó el respeto de la afición

Mientras estaba parado en un vestidor vacío, se le pidió a Antonio Gates que especulara de cómo hubieran hecho las cosas los Chargers de haber clasificado a la postemporada.

La manera cómo presentó sus palabras fue de una manera mesurada, pero su declaración no lo fue tanto. Los Chargers habían cerrado la temporada con un triunfo impactante sobre los Raiders de Oakland, pero no les alcanzó.

“No veía a ningún equipo vencernos en este momento”, dijo Gates.

Entonces será una temporada de los “si hubiéramos hecho esto o aquello” para los Chargers, quienes no alcanzaron a entrar a los playoffs a pesar de ganar nueve de sus últimos 12 juegos.

Lo que se perdió fue más allá de la cancha… A esta temporada se le puede considerar como un pequeño éxito pues el equipo ganó cuatro partidos más que el año pasado, pero también fue un desastre en las cosas que eran importantes.

Los Bolts tienen un equipo sólido de futbol americano y un estadio magnifico como el StubHub Center, pero se mantienen como extraños en su ciudad adoptada.  En muchas ocasiones fueron visitantes en su propia casa, tal el caso en su último juego el domingo pasado, en el que fueron ampliamente superados numéricamente por los aficionados de los Raiders.  

“Es lo que es, honestamente”, dijo el profundo libre, Tre Boston.  “Esperamos que los aficionados vean los que hicimos a final de cuentas”.

Ellos casi no lo vieron de esa forma.

Con la excepción de los Lakers, los equipos en Los Ángeles son ignorados hasta que empiezan los playoffs. La temporada de béisbol puede ser maratónica para los jugadores de los Dodgers, pero para la mayoría de aficionados es un largo mes que empieza en la primera semana de octubre.

Los Rams ganaron su división y la mayoría del mercado será presentado a ellos en el primer juego de postemporada contra los Falcons de Atlanta el sábado.

Los Chargers tuvieron más que suficiente con tantas cosas en contra de ellos, particularmente por su fuerte asociación con San Diego.

Para construir una tradición, se empieza con la creación de momentos especiales.  Una visita al Super Bowl pudiera ofrecer a los Chargers esa plataforma para lograrlo. Joey Bosa y Melvin Ingram se pudieran convertir en nombres pesados de la casa.  Philip Rivers pudiera encantar a la ciudad.

Eso no sucederá.

Los Chargers alcanzaron una campaña triunfal en su regreso a Los Ángeles al terminar en positivo la temporada al conseguir nueve triunfos y siete derrotas.

Entonces te preguntas si hubiera sido mejor para los Chargers tener una pésima temporada en el StubHub Center, tal como los Rams en el Coliseo Memorial en 2016.  Los Rams tuvieron una temporada tan mala en su regreso a la ciudad para convertirse en el tema de conversación en Los Ángeles.

Los Chargers son respetables, pero anónimos.  En este mercado, es discutiblemente peor.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°