Estrellas de Hollywood marcharon en Sundance contra Trump: ‘Este es un nuevo país'

Estrellas de Hollywood marcharon en Sundance contra Trump: ‘Este es un nuevo país'

Mientras Donald Trump pasaba su primer día completo como presidente de los EE.UU. luchando contra los periodistas acerca de los escasos números de asistencia al acto de investidura, el poder femenino se unía en el Festival de Cine de Sundance mientras estrellas de Hollywood alzaban sus voces dentro del movimiento global de mujeres.

Lideradas por la humorista Chelsea Handler, unas 8,000 manifestantes inundaron la ciudad de Park City, en Utah, para expresar su objeción a Trump y pedir solidaridad, superando con creces la participación prevista.

“Hoy es un día hermoso y nadie nos podrá quitar esto”, le dijo Handler al L.A. Times el sábado, desde Park City, decidida a mantener el ímpetu luego de liderar a miles de manifestantes en la Marcha de Mujeres en main, un día después de la toma de posesión de Trump. “La única otra opción es el miedo”, agregó. “Y yo no tendré miedo”.

Más de 4,200 personas se unieron a la marcha, celebrada en el tercer día del Festival de Cine de Sundance 2017, en solidaridad con las ya históricas marchas de mujeres que tuvieron lugar en simultáneo en muchas partes del planeta. Casi el doble de las personas esperadas se presentaron temprano el sábado, a pesar de las lluvias, la nieve y las muy bajas temperaturas. Los organizadores cancelaron su desayuno anual para directores “debido al tránsito y las condiciones climáticas”, lo cual permitió que más realizadores se sumaran al acto.

El mensaje de la protesta fue en gran medida de esperanza y unidad, que se remarcó en un mitin posterior al evento, donde la actriz María Bello, la directora de “Boys Don’t Cry”, Kimberly Peirce; la expresentadora de “Daily Show” Jessica Williams y la activista Dolores Huerta estuvieron entre las oradoras invitadas que pronunciaron discursos animados.

Después de la marcha y en declaraciones para L.A Times HQ, Handler expresó su alarma por eel mandato de Donald Trump. “Todo el mundo dice que Mike Pence es peor”, afirmó. “No, Mike Pence es un adulto. Podrá ser malo y defender cosas con las que no estoy de acuerdo, pero es un hombre adulto. Y aquí estamos tratando con un niño pequeño, y eso no está bien”. “Esa persona”, continuó la humorista, refiriéndose a Trump, “no pertenece a esa casa”.

También con McCormack, Charlize Theron y Aisha Tyler a su lado, Handler lideró al contingente de personas que marcharon sobre Main Street; miles de mujeres, hombres y niños con gorros rosados, banderas estadounidenses, carteles caseros, un disfraz de vagina gigante y una efigie de Trump sobre ruedas.

Los organizadores de Sundance confirmaron al mediodía que el festival había sido blanco de un ciberataque ese día, que había anulado los sistemas de ventas de entradas en sus cines, aunque las proyecciones continuaron como estaba previsto. 

Entre quienes marcharon en la multitud se vio a Kristen Stewart, cuya ópera prima se estrenó en el festival este año; John Legend, cantante ganador del Grammy, quien flanqueado por seguridad sostenía un letrero rosado de Planned Parenthood que proclamaba: “Marchamos por los derechos de las mujeres”. También el productor de “Split” y “Paranormal Activity”, Jason Blum, caminó con su hija Roxy, de 20 meses de edad; además de los actores Kevin Bacon, Joshua Jackson, Laura Dern y Jennifer Beals.

Keri Putnam, del Sundance Institute, y John Cooper, director del festival, también marcharon. Aunque se mantuvo como un evento independiente del festival anual de cine de Robert Redford, la Marcha de las Mujeres se convirtió rápidamente en un tema crucial para los realizadores de Sundance, estrellas y profesionales de la industria.

Peter Dinklage, estrella de “Rememory” y jurado de Sundance; Jurnee Smollett-Bell y Aldis Hodge, de “Underground”; Marianna Palka, directora de “Bitch”; Roxanne Benjamin, directora de “XX” y las “Lethal Ladies” de Baltimore Leadership School For Young Women, quienes protagonizan el muy comentado documental “Step”, se unieron a la marcha. El director de “Landline”, Gillian Robespierre, participó junto con su estrella, Jenny Slate.

En la manifestación, Handler instó a aquellos que se sentían ansiosos por la presidencia de Trump a unirse y luchar. “No estás solo”, dijo en el escenario, durante un emotivo discurso donde compartió el podio junto con la actriz Mary McCormack. “No pierdas la esperanza”.

Connie Britton, estrella de “Nashville”, también vistió un gorro rosado que un desconocido le regaló durante la manifestación. La actriz le dijo a L.A. Times que la marcha de Sundance la había envalentonado para seguir en acción. “Esta mañana comencé la marcha y pensé: ‘Quiero hacer una cada día’. Y podríamos hacerlo. Es un nuevo país. Estamos luchando con cosas que nunca antes enfrentamos. Pero cuando tenemos movimientos para hacer cambios, podemos lograrlo”.

El momento más fuerte de la manifestación llegó cuando Williams, la expresentadora de “Daily Show”, quien protagoniza la comedia romántica “The Incredible Jessica James”, subió al escenario. “Debemos pelear”, le dijo a la multitud, con las estrellas de “Step” detrás de ella. “No podemos aflojar porque ahora tenemos un presidente que es antimusulmán, antilatino, antigay, antinegro, antimujer y antiindígenas. Y lo que es más aterrador es que tenemos un vicepresidente que ha sido político durante mucho tiempo, y que es un oponente muy fuerte de la comunidad LGBT”, continuó. “Siento mucho que hayan resultado elegidos, pero sólo sé que yo marcharé por ti y rezo para que ustedes lo hagan por mí”.

La situación emocionó a Williams, quien compartió una poderosa lección de su madre en un discurso que obtuvo enormes aplausos. “Mi corazón latía fuerte”, le dijo a este periódico. “Sentí una electricidad, era muy poderoso. Me sentí reafirmada, y espero que haya afirmado las convicciones de los demás”.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°