‘Esto es lo que sucede al perder el control’: habló el testigo que registró en video la pelea entre un motociclista y un conductor

Habló el testigo que registró en video la pelea entre un motociclista y un conductor

Algunos culpan al motociclista por patear el coche y provocar al conductor; otros responsabilizan al ‘ignorante’ detrás del volante, por cambiar de dirección sin ver al motociclista, a gran velocidad.

Mientras los investigadores de la Patrulla de Carreteras de California (CHP) buscan a un motociclista que pateó un sedán y luego generó un explosivo choque en cadena, que dejó dos vehículos destrozados y un hombre herido, un video viral del episodio sigue avivando el debate acerca de quién es el culpable primero del caos.

Ahora, el hombre que captó el video del espectáculo vehicular dio su opinión acerca de quién le parece responsable. En una entrevista realizada con The Times el viernes pasado, Chris Traber, de 47 años y residente de Santa Clarita, afirmó que ambos hombres tuvieron su parte en el complejo incidente.

Eran cerca de las 5:45 a.m. del miércoles pasado cuando Traber se encontraba en el asiento del acompañante en el vehículo de un colega, mientras conducían hacia la compañía de servicios públicos donde trabajan, en Burbank. Ambos se dirigían hacia el sur en la Autopista 14, y conducían en el primer carril, cuando un hombre en una motocicleta de estilo Harley Davidson los pasó por la izquierda, cerca de las dobles líneas amarillas que separan las vías de tránsito general de los carriles para vehículos con múltiples pasajeros (llamados HOV en inglés).

Cerca de 150 pies más adelante, un Nissan sedán conducía por los carriles HOV, describió Traber. Justo cuando el motociclista comenzó a pasar al sedán por la derecha, el auto intentó salir del carril HOV e ingresar al carril común número uno de la autopista. Allí es cuando el coche tocó al motociclista.

“Estoy seguro de que el conductor no vio al motociclista”, afirmó Traber. “Pero le dio un gran susto; estuvo a punto de derribarlo. El tipo realmente logró manejar bien su moto en esa situación”.

Traber narró que, cuando el motociclista recuperó el control,  se acercó a la puerta del pasajero y comenzó a hacer gestos al conductor. Aparentemente también le dijo algo, pero Traber no pudo escucharlo, aunque pensó que se trataría de algo como: ‘¡Ten más cuidado! ¡Casi mi derribas!’.

Allí fue cuando Traber notó que el conductor comenzó a gritarle al motociclista, quien finalmente terminó por patear la puerta del vehículo.

“Entonces me dije: ‘Oh, algo va a suceder. Tengo que grabar esto’”, explicó Traber. “Allí tomé mi teléfono y comencé a registrar las imágenes”.

El motociclista se abalanzó detrás del sedán, se detuvo del lado del conductor y volvió a patear el auto, describió Traber. En un abrir y cerrar de ojos, el conductor del coche se desvió bruscamente hacia la izquierda y golpeó de costado al motociclista, prácticamente enviándolo hacia un divisor de la autopista. “Como se puede ver, después de ello perdió el control”, afirmó Traber acerca del conductor.

El clip captura el caos que siguió. Después de golpear al motociclista, el automóvil giró a la derecha, luego a la izquierda, y chocó contra el divisor de hormigón, en medio de una lluvia de chispas y llamas. El vehículo rebotó contra el divisor, giró por la autopista y se estrelló contra una camioneta Cadillac, que volcó.

En tanto, el motociclista había ralentizado su marcha y logrado evitar los vidrios y restos del accidente, antes de seguir su camino y huir. Traber y un puñado de otros conductores se detuvieron a ayudar.

Los transeúntes sacaron al conductor de la camioneta, un hombre de edad avanzada, y lo ayudaron a trasladarse hacia el costado de la autopista. Más tarde fue hospitalizado por heridas leves. El conductor del sedán se disculpó con el hombre profusamente, aseguró Traber.

La CHP lleva adelante la investigación y no citó al conductor del sedán. Los investigadores necesitan entrevistar al motociclista para conocer toda la historia antes de tomar cualquier decisión, resaltaron los funcionarios. El caso ahora está considerado como un abandono de la escena de accidente (hit-and-run).

Traber desconoce cómo el video terminó en línea. Él lo envió a familiares y colegas, para que sirviera a modo de lección. “Creo que la culpa fue de ambas partes, que dejaron que sus emociones los gobiernen”, resaltó Traber. “Esto es lo que sucede al perder el control”.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°