Acusan a esposa de US Marshal de incriminar a la exnovia de su marido en 'fantasía de violación' anunciada en Craigslist

Esposa de un U.S. Marshal es acusada de incriminar a la exnovia de su marido en 'fantasía de violación'

Cuando los agentes llegaron al condominio de Ángela Díaz en junio pasado respondiendo a su llamada al 911, la policía dice que la encontraron llorando, con una camisa rasgada y marcas rojas en el cuello. Un hombre acababa de intentar violarla en su garaje, había dicho.

La policía de Anaheim había creído que este era el resultado espantoso de un reciente anuncio de Craigslist, en el que alguien se había hecho pasar por Díaz e invitó a los hombres a visitar su apartamento para participar en sus "fantasías de violación", incluso si luchaba o gritaba en el acto.

Los detectives se convencieron de que el rastro electrónico involucraba a la exnovia de su marido, Michelle Hadley, que pronto enfrentó 10 cargos por delitos graves y la posibilidad de pasar la vida en prisión.

Fue un caso bastante raro, pero el lunes tomó un giro aún más extraño: las autoridades dicen que fueron engañadas.

Hadley fue exonerada, y Díaz, de 31 años de edad, acusada de supuestamente ser una víctima de Hadley, ahora está tras las rejas.

"La Sra. Hadley es una víctima inocente de un esquema diabólico", dijo Tony Rackauckas, fiscal del distrito.

Díaz, que está casada con un U.S. Marshal, enfrenta cargos que incluyen secuestro, encarcelamiento falso e informes engañosos. Ella fue arrestada la semana pasada en Phoenix, Arizona, donde ahora vive, y está esperando ser extraditada al Condado de Orange.

Rackauckas dijo que no estaba seguro de las razones de Díaz para hacer algo así, pero especuló que se trataba de un "triángulo amoroso", y que el intento de involucrar a Hadley podría haber sido la razón de "poner la daga en una relación más antigua".

Los fiscales descartaron en forma oficial las acusaciones contra Hadley, el lunes por la tarde en una breve audiencia en el tribunal de Fullerton. "Usted está en libertad", le dijo la juez de la Corte Superior Beatriz Gordon.

Hadley lloró, sonrió y abrazó a los miembros de su familia.

"Esto ha sido una pesadilla para mí, probablemente la experiencia más traumática de mi vida", dijo Hadley, de 30 años, a periodistas en las escalinatas de la corte.

La joven indicó que había estado cerca de obtener su título universitario (MBA) en la Universidad Chapman, y esto había cambiado todo, aunque todavía espera graduarse.

“Nada me ha detenido antes”, subrayó.

Los fiscales dicen que Díaz envió correos electrónicos a sí misma usando un software especializado para hacer parecer que Hadley los había enviado, y Díaz hizo afirmaciones falsas de que Hadley la había amenazado y a su hijo que supuestamente estaba por nacer.

Además de tratar de incriminar a Hadley, Díaz es acusada de fingir un embarazo y un cáncer de cuello uterino, forjar una examinación médica, presentarse como abogada y como dos de las exnovias de su marido, además de presionar para que le escribieran recetas médicas.

En el plan se lee que: Ella era una mamá de la Asociación de Padres y Maestros (PTA) que todos conocían. ¿Quién querría hacerle daño?

Hadley fue detenida por primera vez en junio de 2016 el día en que Díaz informó del intento de violación. Ella pagó una fianza para salir en libertad. Nuevamente, Hadley fue arrestada tres semanas más tarde después de que un joven de 17 años llegó a la casa de Díaz en respuesta al anuncio de Craigslist.

Si no se hubiera actuado con rapidez, dijo la policía, temían que fuera cuestión de tiempo antes de que Díaz fuera violada o asesinada.

En esta ocasión, Hadley fue detenida por una fianza de 1 millón de dólares, por cargos que incluían intento de violación.

Hadley pasó 88 días en la cárcel antes de que fuera liberada en octubre pasado,  debido a las evidencias encontradas sobre su inocencia.

Aunque los fiscales creen que el ataque que Díaz reportó en junio de 2016 era falso, dicen que dos hombres respondieron a la invitación de "fantasía de violación".

El abogado de Hadley, Michael Guisti, describió a su cliente como una "joven de ojos grandes, muy expresivos" y con "grandes deseos de vivir". Para defenderla y luchar por su inocencia,  la familia de Hadley tuvo que pedir dinero prestado.

"El haberla sido exonerada por el fiscal fue un gran alivio para ella", dijo Guisti.

El abogado no quiso comentar sobre si su cliente tenía la intención de presentar una demanda civil por haber sido arrestada.

Guisti dijo que supo desde el inicio que su cliente era inocente, y mientras ella permanecía en la cárcel, esperaba que alguien dijera: “Está bien, eres inocente, te creemos”.

Richard Zimmer, fiscal del distrito, dijo que no había pruebas de que el esposo de Díaz estuviera involucrado en el caso.

Zimmer agregó que Ángela Díaz utilizó el software para hacer creer que sus correos electrónicos provenían de las cuentas de Hadley.

El fiscal subrayó que mientras Díaz daba la apariencia de ser “una profesional de clase media alta”, la investigación reveló que era "una estafadora en serie".

"No tengo miedo de decir que ella me engañó", dijo Zimmer, "Ella nos engañó, fue muy sofisticada... El problema era que no podíamos llegar a las direcciones de Internet".

Zimmer indicó que el descubrimiento en el caso se produjo alrededor de septiembre, cuando los detectives fueron capaces de descubrir las direcciones electrónicas reales detrás de los anuncios de Craigslist y los mensajes de correo electrónico de acoso que Díaz estaba recibiendo. Agregó que algunos se habían originado en el condominio de Díaz y en la casa de su padre.

"Ese fue el momento clave", dijo Zimmer.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°