El gobierno reveló nombres de bebés y menores de edad en una base de datos sobre supuestos inmigrantes criminales

El gobierno reveló nombres de menores de edad en una base de datos sobre supuestos inmigrantes criminales

Una base de datos pública que, según el gobierno de Trump, ayudaría a las víctimas de delitos a rastrear la custodia de inmigrantes sospechosos de crímenes, listó erróneamente a bebés y niños.

Los datos incluían los nombres de los menores, desde infantes hasta adolescentes, que permanecen en custodia inmigratoria.

Al ser alertados, este miércoles por la noche, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional señalaron que la publicación de los nombres de niños era un fallo en la política. La agencia no debe divulgar información sobre menores bajo custodia inmigratoria, aseguró Gillian M. Christensen, secretaria de prensa del departamento.

“La política del Departamento de Seguridad Nacional es y sigue siendo proteger la información de los menores bajo nuestra custodia. Después del lanzamiento, el 26 de abril pasado, de la lista ‘DHS-Victim Information and Notification Exchange’ (DHS-VINE), no se aplicó el filtro apropiado a los datos que se ponen a disposición de los usuarios del sitio”, precisó Christensen, quien aseguró que la situación sería remediada.

Un niño de tres años de edad, de El Salvador, detenido en Texas en el Karnes Residential Center -un centro de detención de inmigrantes- y una niña guatemalteca de cuatro años, en Phoenix, se encontraban entre los menores que figuran en el sistema público. La base de datos también incluyó a menores no acompañados -que llegaron a los EE.UU. sin sus padres-. actualmente en hogares de grupo.

El abogado de inmigración Bryan Johnson fue quien detectó la falla durante una búsqueda de prueba en el sistema. El letrado, quien reside en Long Island, N.Y., y a menudo defiende a niños traídos sin autorización al país, lo calificó como “una insensata incompetencia por parte del gobierno de Trump”. “En su prisa por demostrar que se preocupan por las víctimas de delitos cometidos por inmigrantes, la administración Trump dio a conocer información identificable de niños vulnerables, en riesgo de tráfico y otros delitos”, explicó. “Deberían dar de baja el sistema y hacer las cosas bien, lo cual básicamente mostraría que se trata de una farsa porque sería casi imposible crear una base de datos donde sólo los detenidos listados tuvieran ‘víctimas’”.

El programa se enmarca bajo una nueva oficina lanzada este miércoles, que tiene como objetivo ayudar a lo que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ha descrito como víctimas olvidadas. Se trata de la más reciente iniciativa del gobierno de Trump para poner de relieve los delitos cometidos por inmigrantes indocumentados.

La oficina, que forma parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), tiene una línea gratuita de información para reportar crímenes y ofrecer apoyo a las víctimas, como contactos locales con funcionarios de inmigración y acceso a servicios sociales. También se enfocará en los delitos cometidos por inmigrantes autorizados a estar en el país y emitirá reportes.

El sonado lanzamiento de la Oficina de Víctimas de Delitos cometidos por Inmigrantes (VOICE, por sus siglas en inglés) se realizó con la idea de agregar brillo a la despareja opinión reinante acerca del presidente Trump antes de que su gobierno alcance sus 100 primeros días, este sábado. Los críticos estiman que el anuncio del secretario de Seguridad Nacional, John F. Kelly, se trató más acerca de política que de seguridad pública.

Sin embargo David Lapan, vocero de DHS, rechazó esa afirmación. “Esta iniciativa ha estado en marcha durante algún tiempo, y se anunció [el miércoles] después de que pudimos establecer la misión, los procedimientos y las personas asignadas a los deberes asociados con la oficina VOICE, independientemente del marcador de los 100 días”, aseveró.

Defensores de los inmigrantes argumentan que el gobierno intenta satanizar a los inmigrantes, catalogarlos como criminales y preparar el apoyo público para nuevas operaciones agresivas de deportación y miles de millones de dólares en gastos adicionales para la seguridad fronteriza.

No es ésta la primera vez que la administración Trump ha errado en dar a conocer información vinculada con combatir la inmigración no autorizada. Durante su gobierno, ICE comenzó a publicar reportes de las ciudades y otras jurisdicciones que liberaban a inmigrantes de la cárcel o después de su arresto, rechazando los pedidos de retener a ciertos extranjeros para su traslado a la custodia federal.

Esos primeros reportes estuvieron plagados de errores. En algunos casos, ICE mezcló nombres y confundió los condados de Franklin en Iowa, Nueva York y Pensilvania. En otros casos, los detenidos ya habían sido recogidos por ICE, o nunca habían sido puestos en libertad.

A comienzos de este mes, ICE suspendió la publicación de dichos informes.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group