Los Ángeles pierde empleos bien remunerados y gana puestos con menor salario

En la última década, el condado de L.A. perdió empleos bien remunerados y ganó puestos con menor salario

El condado de Los Ángeles ha recuperado los trabajos perdidos durante la recesión. Sin embargo, un nuevo informe sostiene que la base de empleo de la región se desplazó en la última década y perdió decenas de miles de empleos de manufactura y finanzas -de mayor paga- para ganar puestos de servicios, con salarios más bajos.

El reporte, publicado este miércoles por la Corporación de Desarrollo Económico del Condado de Los Ángeles (LAEDC, por sus siglas en inglés), explica que desde 2007 el condado perdió 89,000 empleos de manufactura, con un salario promedio de $70,100 en 2016. El año pasado, esta región contaba con un total de casi 4,4 millones de puestos, un aumento del 2.1% en comparación con 2015.

Sin embargo, durante el mismo período de 10 años, 35,000 empleos se perdieron en áreas de finanzas, contabilidad, arquitectura e ingeniería. El salario medio de dichos trabajos era de $85,000 en 2007, según LAEDC. La organización no contó con comparaciones salariales de 2016 para algunos de esos puestos.

Mientras tanto, el condado agregó 92,000 empleos en gastronomía y 49,000 en servicios de apoyo a domicilio. El salario promedio del área de alimentos el año pasado fue de $20,000 dólares, mientras que el promedio para servicios domiciliarios fue de $14,000. “En general, hemos recuperado todos los empleos perdidos”, afirmó Christine Cooper, vicepresidenta sénior de LAEDC. “Es sólo una cuestión de cómo se han distribuido”.

Chris Thornberg, socio fundador de Beacon Economics, entidad que no estuvo involucrada en el informe, manifestó que muchos de los empleos perdidos en la región pertenecían a industrias manufactureras de bajo costo, como fabricación de prendas. El especialista remarcó que agrupar varios empleos en fabricación en un mismo promedio no genera una comparación justa.

Los empleos de fabricación en los EE.UU. han disminuido constantemente con los años a medida que la automatización redujo el número de personas necesarias en las líneas de montaje y la industria empleó trabajadores con niveles superiores de educación.

En el condado de L.A., los trabajos industriales disminuyeron por tercer año en 2016, en 6,000 puestos. LAEDC predice que el condado perderá 1,420 empleos de manufactura adicionales hasta 2018. No obstante, para Thornberg, “el hecho de que esas personas hayan pasado de trabajar en, por ejemplo, American Apparel, a hacerlo en un hotel o un restaurante, no ha cambiado demasiado el panorama para ellos”.

El experto también advirtió contra la lectura fina de las cifras en el cambio de empleo y señaló otras medidas económicas, tales como la disminución de la tasa de desempleo del condado de L.A. En 2016, ese promedio fue del 5.1%, en comparación con la cifra estatal, del 5.4%. Ambas fueron las más bajas en los últimos nueve años. “En el contexto de una recuperación relativamente tenue, L.A. luce bastante bien”, aseveró.

Se estima que el ingreso per capita en el condado de L.A. fue de $48,790 en 2016; un 9% de aumento en comparación con 2013 ($44,922), conforme LAEDC. Estas cifras de ingresos se basan en datos de 2009 ajustados por inflación (2009 es el año de base empleado por la Oficina de Análisis Económico de los EE.UU.).

“Todavía estamos en vías de crecimiento, por lo cual es una buena noticia”, resaltó Cooper. “Sólo queremos ser cautelosos acerca de la dirección en la que estamos creciendo”.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°