Drones, perros y caballos ayudan en la búsqueda del niño desaparecido en South Pasadena

Drones, perros y caballos ayudan en la búsqueda del niño desaparecido en South Pasadena

Ayudados por un dron y por perros especializados, decenas de agentes del orden exploraron un parque de South Pasadena este jueves por la mañana en la búsqueda de un niño de 5 años que está desaparecido desde el mes pasado.

Cerca de 80 agentes del Sheriff del Condado de L.A. y oficiales de policía de South Pasadena, algunos de ellos a caballo, registraron Arroyo Park en busca de evidencias adicionales relacionadas con la desaparición de Aramazd Andressian Jr.

El teniente Joe Mendoza, del Sheriff, afirmó que los investigadores recibieron una reciente pista que los llevó nuevamente al área montañosa y cubierta de arbustos, donde el padre del pequeño fue hallado inconsciente en la mañana del 22 de abril. Las autoridades se negaron a brindar más detalles acerca de este indicio y de dónde provino.

“Estamos buscando elementos de evidencia”, dijo Mendoza. “Sólo queremos ser exhaustivos”.

El parque, que fue cerrado a las 4 a.m., permanecerá así durante toda la semana, según el Departamento de Policía de South Pasadena. Los investigadores planeaban cubrir aproximadamente dos millas de matorrales cerca del parque y del cercano campo de golf Arroyo Seco, precisó Mendoza.

El sitio fue registrado exhaustivamente el fin de semana en que el niño desapareció. Mendoza afirmó que, aunque se emplearon muchos recursos en ese entonces, “ahora, que ha pasado un tiempo, quizás haya diferentes rastros disponibles”.

El padre del pequeño, Aramazd Andressian Sr., de 35 años, fue hallado inconsciente en el parque, el 22 de abril pasado, a las 6:30 a.m. El niño no estaba con él y, según declararon las autoridades, Andressian Sr. había tomado medicamentos recetados que no eran suyos.

Para Mendoza, el padre es una “persona de interés” en el caso. Se desconoce si hay otras personas involucradas, pero el teniente aseguró que los investigadores mantenían la mente abierta.

El padre dio declaraciones “inconsistentes” y “engañosas” a las autoridades, precisó Mendoza, y fue detenido brevemente por cargos de amenaza infantil y secuestro de niños, pero luego fue puesto en libertad debido a la insuficiencia de evidencias. El hombre contrató a un abogado y se negó a hablar con los investigadores, a quienes únicamente les entregó un escrito provisto por su letrado.

El niño fue visto por última vez alrededor de la 1 a.m. del 21 de abril, después de dejar Disneyland con su padre y otros familiares, precisaron las autoridades. Los investigadores también creen que Andressian padre visitó el área de recreación del lago Cachuma, en el condado de Santa Bárbara, con el niño, antes de que se lo reporte como desaparecido, pero no hubo avistamientos confirmados allí.

Andressian fue hallado al día siguiente, inconsciente, con raspaduras en sus brazos y un corte en su cabeza. Su BMW gris estaba empapado de gasolina. Los investigadores todavía intentan determinar si las lesiones fueron autoinfligidas.

“Ha sido engañoso desde el principio”, afirmó el detective Louie Aguilera, del Sheriff, principal investigador del caso, quien también agregó que el personal de bomberos que acudió a Arroyo Park esa mañana confirmó que el padre estaba “deliberadamente inconsciente”.

Las autoridades registraron el área del lago Cachuma el 25 de abril, pero no hallaron nada.

La madre del pequeño se dirigió a los medios por primera vez este miércoles. “La desaparición de mi hijo es la peor pesadilla”, aseguró.

Se solicita que cualquier persona que posea información se comunique con la Oficina de Homicidios del Departamento del Sheriff al (323) 890-5500. Quienes deseen permanecer anónimos pueden llamar a Crime Stoppers, al (800) 222-8477.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°