¿Dónde está la lluvia? California sufre un invierno inusualmente seco

Las condiciones secas son en parte culpables de la peor temporada de incendios registrada en California

El otoño tristemente seco de California pinta un sombrío panorama para la temporada de lluvias en el estado, a menos que el clima este invierno desvíe su rumbo.

La situación es un cambio importante respecto del año pasado, cuando el norte de California fue azotado por una serie de tormentas del río atmosférico que ayudaron a terminar con la sequía de cinco años en el estado.

Cuando todo terminó, el norte de California experimentó el invierno más lluvioso registrado en la región, con algunas estaciones de esquí abiertas durante el verano.

Las condiciones secas son en parte culpables de la peor temporada de incendios registrada en California. La baja humedad y la falta de lluvia junto con los fuertes vientos impulsaron destructivos incendios forestales desde Mendocino hasta San Diego este otoño.

En la región del vino, más de 40 personas murieron y más de 10 mil casas se perdieron. Hacia el sur, el incendio de Thomas en los condados de Ventura y Santa Bárbara se convirtió en el mayor incendio registrado en California.

Si la tendencia continúa, los meteorólogos dicen que California podría ver, al llegar la primavera, una capa de nieve ligera en Sierra Nevada, una fuente clave de agua para el estado durante el verano seco.

En comparación con el norte del estado, la situación es más sombría en el sur de California.

El Aeropuerto Internacional de San Diego promedia 1.57 pulgadas de precipitación en diciembre y 3.11 pulgadas del 1 de octubre al 31 de diciembre.

Ese periodo de tres meses está por terminarse, y el aeropuerto ha recibido solo 0.2 pulgadas de lluvia.

La única vez que había estado más seco durante esos tres meses fue en 1929, cuando la región registró solo un rastro de precipitación.

Es parte de una tendencia climática más grande para el sur de California: en los últimos siete años, las temperaturas máximas durante el otoño han sido más calientes y ha llovido menos.

Este octubre y noviembre fueron los más calientes en 122 años según los registros en la región.

“Tendríamos que tener un cambio dramático para tener un invierno húmedo”, dijo el climatólogo Bill Patzert del Jet Propulsion Laboratory de la NASA en La Canada Flintridge.

“Ciertamente no es un comienzo propicio”, dijo el científico climático de UCLA Daniel Swain.

Cuanto más tiempo ve California pasar el final del otoño y el invierno sin ver algunas tormentas decentes, peor es el pronóstico para un invierno húmedo, mucho menos promedio.

“Esencialmente en California, especialmente en el sur de California, dependemos de un número bastante pequeño de eventos de precipitación para traer la mayor parte del agua", dijo Swain. “Y es fácil perderse solo un par de eventos y tener un año seco.”

Y el panorama sigue siendo seco y templado, lo que crea un tiempo aburrido para los meteorólogos en el sur de California.

El pronóstico para San Diego entre Navidad y la víspera del Año Nuevo describe cielos parcialmente nublados o soleados, con máximos mayormente en los 70 grados.

Lin escribe para California News Group.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
79°