Después de tuitear ‘Trump debe ahorcarse’, un profesor de Fresno State es sancionado por el resto del semestre

Después de tuitear ‘Trump debe ahorcarse’, un profesor de Fresno State es sancionado por el resto del semestre

Un profesor de historia de la Universidad Estatal de Fresno fue sancionado con una sanción administrativa después de escribir en Twitter que el presidente Trump “debe ahorcarse” para salvar la democracia estadounidense.

El presidente de Fresno State, Joseph Castro, anunció el lunes que Lars Maischak había accedido a tomar la licencia con goce de salario por el resto del semestre de primavera. El docente publicó el tuit a finales de febrero pasado.

Maischak, quien enseña cinco clases de historia estadounidense a más de 200 estudiantes, pasará el resto del semestre realizando investigaciones fuera del campus, remarcó Castro en un comunicado. 

Lars Maischak, profesor de historia de la Universidad Estatal de Fresno, fue sancionado con una licencia con goce de salario por un tuit en contra del presidente Trump (Fresno State).

Profesores sustitutos tomarán las clases de Maischak por el resto del semestre, mientras la casa de estudio continúa revisando el incidente.

El docente se negó a hacer comentarios este miércoles, pero pidió disculpas por su tuit en previas declaraciones efectuadas a The Times, y remarcó que “nunca fue mi interés dañar a nadie, ni animar a otros a hacer daño”.

El Servicio Secreto de los EE.UU. sigue realizando una investigación al respecto. En el tuit, Maischak escribió: “Para salvar la democracia estadounidense, Trump debe ahorcarse. Cuanto antes y desde más alto, mejor”.

Maischak afirmó que redactó el tuit para sus 28 seguidores bajo la sospecha de que sería leído sólo por un grupo cercano de personas, quienes “sabrían darle el contexto debido”. Pero el tuit llegó a los títulos nacionales después de que el website Breitbart News, de derecha, informara al respecto a comienzos de abril.

Tim Franklin, instructor de antiterrorismo de la Universidad Estatal de Arizona y exagente del Servicio Secreto de los EE.UU., aseguró que “cualquier tipo de amenaza hacia el presidente, ya sea por redes sociales o por vía telefónica, es evaluada”. Para el docente, es más difícil en la actualidad mantenerse al día ante la cantidad de amenazas realizadas contra el presidente en redes sociales. “El Servicio Secreto está preocupado por la posible escalada de amenazas. Es difícil darle seguimiento a todas y que lleguen al Servicio”, reconoció.

Generalmente, hay un aumento en las amenazas cada vez que un nuevo gobierno llega a la Casa Blanca; lo mismo ocurrió cuando el presidente Obama comenzó su primera presidencia, remarcó Franklin. “Pensamos que nuestra vida en línea es privada, y no es así. En el momento en que tu dedo toca el teclado y transmite algo, se convierte en dominio público”, alertó.

Para ganar una condena en casos de amenazas contra el presidente, los fiscales deben demostrar que una declaración fue intencionada y que podría percibirse como una amenaza. El castigo puede incluir hasta cinco años de prisión, según la ley federal.

Maischak, quien da conferencias en Fresno State desde 2006, señaló en declaraciones anteriores a este periódico que redactar los tuits fue catártico en ese momento, pero que lamenta haber considerado Twitter como un diario personal. Desde entonces, el profesor de historia ha borrado su cuenta en la red social para que nadie más pueda leer sus posteos “y tomarlos como un estímulo para actuar violenta o ilegalmente”, dijo.

Después de la publicación del artículo en Breitbart, Maischak recibió una avalancha de amenazas y correos con insultos. Eileen Walsh, exprofesora de historia de Fresno State que trabajó con Maischak por cinco años, hasta su jubilación en 2011, afirmó que la situación es molesta y consideró a su antiguo colega como una buena persona y un erudito consumado.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°