Después de casi 100 años, una rara población de ranas está teniendo sexo en las montañas de Santa Mónica

Después de casi 100 años, una rara población de ranas está teniendo sexo en las montañas de Santa Mónica

Una rara especie de ranas que estaba prácticamente desaparecida hace casi 100 años de las montañas de Santa Mónica fue hallada nuevamente en la zona costera, anunciaron este miércoles las autoridades.

Los guardabosques de Parques Nacionales y científicos que inspeccionaron los arroyos cubiertos de lodo y musgo, hallaron el 14 de marzo pasado nueve masas de huevos pertenecientes a la rana de patas rojas de California, una especie popularizada por Mark Twain en “The Celebrated Jumping Frog of Calaveras County”, en 1865, afirmaron los funcionarios del Servicio.

Una sola masa puede contener entre 1,000 y 3,000 huevos, detalló la ecologista Katy Delaney, de Parques Nacionales, quien encabezó el programa de reabastecimiento de la rana.

Las masas de huevos probablemente fueron puestas por ranas recién maduradas, que formaban parte de la primera camada de huevos que el Servicio de Parques introdujo en la naturaleza en 2014. Ese año, los científicos tomaron unos 350 huevos de la única población conocida de ranas de patas rojas en las montañas, un pequeño grupo situado en Simi Hills, al norte, y los colocó en una jaula protectora en un arroyo, donde eventualmente nacieron las crías y fueron puestas en libertad.

Desde entonces, los científicos han reubicado lotes de huevos de la población de Simi Hills en grupos de entre 400 y 500 cada año, y los colocaron en cuatro sitios de la cordillera de Santa Mónica, uno en el extremo occidental de las montañas y tres en el área central, detalló Delaney. Las masas de huevos encontradas la semana pasada son la primera señal de que la población se está manteniendo sin ayuda humana, explicó la especialista.

“Creo que no es aventurado decir que éste podría ser el comienzo de una reaparición. No hubiera ocurrido de manera natural”, aseguró Delaney, antes de bromear. “Nunca hubieran podido cruzar la autopista”.

Conforme el Servicio de Parques, la rana de patas rojas de California prácticamente desapareció de las montañas de Santa Mónica en las décadas de 1920 y 1930, cuando los rancheros introdujeron el cangrejo invasor, un crustáceo de tres pulgadas de largo que se utiliza como cebo de pescado  y come peces, insectos, huevos, renacuajos, etc.

Una única rana de esta especie fue descubierta en los años 1970. En 1999, la primera población de ranas de patas rojas se encontró en Simi Hills y contenía cerca de 100 adultos, expresó Delaney. Sólo se conocen otras dos poblaciones en el condado de L.A. y ninguna de ellas está en las montañas de Santa Mónica, afirmó el Servicio de Parques.

La rana de patas rojas es la única especie que falta en el ecosistema del parque y como la especie es tan sensible a su entorno, los expertos la ven como un indicador de la salud general del ecosistema, señalaron los funcionarios.

Cuando los inspectores revelaron su descubrimiento a Delaney “hubo gritos y mucho revuelo”, señaló la ecologista. “Me pongo siempre muy feliz por cada descubrimiento, pero esto es exactamente lo que estábamos buscado”.

Los funcionarios del parque se negaron a especificar dónde se encontraron las masas de huevos o dónde se hallan los otros sitios de reubicación, para que las especies estén alejadas de toda posible molestia humana. Los científicos volverán a sembrar más huevos de la población de Simi Valley durante la primavera y, si reciben más fondos, lo repetirán en los años venideros, aseguró Delaney.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
79°