De la Hoya escribe carta pidiendo no apoyar el Mayweather-McGregor

Óscar de la Hoya escribió una carta a los aficionados de boxeo, pidiéndoles que les den la espalda al posible enfrentamiento entre Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor.

De la Hoya está trabajando para promover el pleito de campeonato entre el invicto, tres veces campeón Gennady Golovkin ante el peleador más popular de México, Canelo Álvarez, pero su causa se ha visto distraída ahora por el Mayweather-McGregor.  

Ese duelo enfrentaría al peleador retirado de 40 años, Mayweather (49-0), quien dejó el deporte como el mejor peleador libra por libra, ante el campeón de peso ligero de UFC, McGregor, un peleador talentoso quien se convirtió en el primer peleador de UFC en portar dos cinturones a la misma vez en noviembre pasado.  

Pero De la Hoya está entre los muchos exboxeadores que predicen un desenlace que podría nuevamente desilusionar a los aficionados del boxeo, como sucedió en el duelo aburrido en 2015 entre Mayweather y Manny Pacquiao, el enfrentamiento que más dinero generó en la historia.   

En su página de Facebook el jueves, De la Hoya escribió:

A mis queridos aficionados del boxeo:

Les escribo con la esperanza de que se unan para proteger el deporte del boxeo.  

Con el pasar de los días, parece más y más que el circo conocido como Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor vendrá a nuestra ciudad en un futuro cercano.

Mientras la comisión atlética les da la bendición en intercambio por millones de dólares y los peleadores comienzan a contar más y más dinero, un grupo eventualmente  se asegurará de que esta farsa no ocurra.  

Nosotros, los aficionados, quienes somos la sangre y vida de este deporte.  

El boxeo apenas comienza a salir de un agujero provocado por Floyd y Manny Pacquiao cuando hicieron esperar a la gente siete años solo por una pelea que fue aburrida y anticlimática.  

2017 ha comenzado como un buen año para el boxeo, Joshua vs. Klitschko, Thurman vs. García, Golovkin vs. Jacobs, Canelo vs. Chávez. Las cuatro peleas- y muchas más, han incrementado el interés del aficionado casual.

Pero si creyeron que el Mayweather/Pacquiao le había dado un ojo morado a nuestro deporte, solamente esperen que el mejor boxeador de nuestra generación desmantele a alguien que nunca ha boxeado a un nivel competitivo a ningún nivel- amateur o profesional.  

Nuestro deporte no se podría recuperar de esto.

Entiendo que la atracción inicial para cada uno de los aficionados en el deporte de combate. McGregor es ciertamente uno de los mejores peleadores libra por libra de MMA. Floyd es Floyd, el boxeador más dominante de nuestra era.

Pero el éxito en un deporte no garantiza el éxito en otro. Muy lejos de eso, y vamos a ser claros, son dos deportes diferentes-desde el tamaño de los guantes, el tamaño y la forma del ring, hasta el hecho de que uno de esos deportes permita utilizar patadas como formas de golpe.  

Piénsalo, fuera de Bo Jackson y Deion Sanders, ¿qué otro atleta ha competido con éxito en dos deportes en nuestra era moderna? Y Jackson y Sanders ambos jugaron béisbol y futbol americano desde su preparatoria hasta el colegio antes de convertirse en profesionales.

Más que eso, no es como que McGregor estará peleando ante un peleador bueno, ni uno mediocre. Va a estar peleando ante el mejor. Para usar una analogía extrema, yo soy un buen golfista. ¿Podría competir en tours de segunda? Tal vez. Pero ¿podría competir ante Roly McIlroy, Jordan Sepith y Sergio García? Claro que no. Ni si quiera pienso que podría.  

Ahora, sé que los críticos van a decir que solamente estoy escribiendo esta carta porque mi compañía está promoviendo lo que sería la culminación de un año boxístico destacable cuando Canelo Álvarez enfrente a Gennady “GGG” Golovkin en septiembre, y no quiero distraer ninguna atención de esa pelea.  

Pero mi interés es por el bien del boxeo en general. Así siempre ha sido. Y si Floyd tuviera que salir del retiro para vencer a alguien como Keith “One-Time” Thurman, Errol Spence o algún otro peso welter, no solamente aplaudiría la pelea, sería el primero en comprar un ticket.

Ese tipo de pelea es lo que los aficionados- y como aficionado de boxeo- nos merecemos.

Lo que me trae de regreso al circo.

La motivación de Floyd y Conor es clara. Es dinero. De hecho, ni siquiera pretenden decir que no es así. Después de esta pelea, ninguno de ellos no necesitará más. Floyd regresará al retiro, presuntamente por un tiempo, con un cheque de seis cifras y Conor volverá a UFC.

 Es una situación de ganar o ganar para ellos. Para nosotros es perder o perder. Nosotros perderemos $100 y habremos perdido una oportunidad más de traer el boxeo a su lugar como el rey de los deportes.  

Solamente podremos cerrar este circo al dejar en claro que no pagaremos por este chiste de pelea y al decirles a nuestros amigos aficionados casuales del boxeo que no deberían tampoco.

Sinceramente, 

Óscar.  

For the original story in English, please click here. 

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°