Scioscia ve con optimismo el 2018

El segundo mánager con más tiempo en Grandes Ligas o en un deporte estadounidense volverá el próximo año. 

Mike Scioscia dijo el lunes que regresará en 2018 para su temporada 19 como mánager de los Angels. Su periodo de 10 años, $50 millones, firmado desde 2009, termina la próxima temporada. 

El domingo, los Angels terminaron la temporada regular cinco juegos por debajo de un puesto de playoffs en la competencia por el Comodín de la Liga Americana. Su récord de 80-82 resultó en la primera vez que Scioscia tiene dos temporadas seguidas con un récord negativo como mánager de los Angels. 

Scioscia dijo el lunes que no regresaría si es que el gerente general Billy Eppler y el dueño Arte Moreno no creyeran en sus habilidades. Agregó que se sentía “absolutamente” cómodo estando en su último año de contrato. 

 “Estoy enfocado en 2018 porque creo que tengo buen momento y potencial. Sé que vamos a ser mejores el próximo año y estoy muy emocionado por ello”, expresó Scioscia.

Eppler, también, enfatizó que tiene una perspectiva a corto plazo. “No estamos enfocados en 2019, estamos concentrados en 2018”.

“Ahora estamos pensando en eso solamente. Estoy cómodo pensando en esto. Arte está cómodo con eso y eso es todo”.

Sobre cómo pensó que le fue en 2017, Scioscia dijo que aún no se siente listo para analizar. 

“Solo te puedo decir que estoy muy decepcionado de que no llegamos ahí, porque tenía mucha confianza en nuestros muchachos”, dijo. “Jugaron duro y no llegamos”.

Los Angels de 2016 tuvieron un récord de 74-88, su peor récord bajo la dirección de Scioscia. El día después de finalizar esa temporada, Scioscia declaró que estaría más cerca el equipo de revertir ese récord que de repetirlo. Un año después, tuvo un tono similar. 

“Estamos muy optimistas y emocionados de lo que estaremos hablando en estos tiempos el próximo año”, indicó.

Eppler aprobó con la cabeza mientras Scioscia hablaba. 

“Siempre estás optimista cuando estás hablando de cosas de salud”, dijo Eppler. “No lo veo como un optimismo ciego, como si estuviéramos cerrando los ojos y soplando las velitas en frente de un pastel de cumpleaños, ‘pensando ojalá mejoremos’. Es más que eso”.

Eppler dijo que creía que la salud de los pitchers en la banca mejoraría. Cree que los Angels tienen siete u ocho pitchers que estarán bien durante la próxima primavera, aunque solamente tres finalizaron la temporada en la rotación.

Eppler dijo que esperaba sacar por lo menos 600 innings de cinco pitchers que comenzarán la rotación de los Angels en 2018. Este año, los cinco pitchers de los Angels tuvieron un total de 509 1/3 episodios. 

A la ofensiva, hay decisiones grandes que no precisamente recaen en los Angels. El jardinero izquierdo Justin Upton tiene tres días después de la Serie Mundial para informar al equipo si se sale de su contrato de cuatro años y $88.5 millones.

Eppler dijo que el equipo y tienen dos planes sobre esa situación. 

“Tenemos un plan si el jugador se queda y otro plan si el jugador se va”, expresó.  “Es muy fácil el ejecutar cada uno de esos planes a penas sepamos su decisión”.

La nómina de Angels en 2016 y 2017 en el primer día de la temporada comenzó en $165 millones, casi alrededor de un tercio de las ganancias anuales promedio de los equipos de Grandes Ligas. 

Eppler y Moreno nunca han comentado sobre el presupuesto, pero no hay razón para creer que la estrategia de inversión cambiará. Si Upton se queda, los Angels tendrán una nómina compuesta de seis jugadores que suman $110 millones entre ellos. Hay otros $25 millones destinados a jugadores elegibles que se irán al arbitraje. Después de restarle los salarios de los jugadores que ganan en mínimo en Grandes Ligas, eso deja a los Angels con $25 millones más o menos para invertir en agentes libres o intercambios. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group