Miradas como la del jugador de Dodgers, Yasiel Puig, pueden causar mucha furia

Miradas como la del jugador de Dodgers, Yasiel Puig, pueden causar mucha furia

Los ojos de Yasiel Puig hicieron estallar todo. Inspiraron la gresca del lunes que terminó con el buen juego de su adversario, los Gigantes de San Francisco, y abrieron el camino para la remontada de los Dodgers, quienes comandan la División del Oeste de la Liga Nacional.

La remontada se dio en la parte baja de la novena, luego de un sencillo de Justin Turner que igualó el juego, Adrián González conectó un RBI e impulsó a Corey Seager hacia el homeplate y darle la victoria a los Dodgers. Los jugadores de Dodgers abandonaron el dogout para celebrar con González cerca de la segunda base.

En el medio de la algarabía estaba Puig, quien había creado el inicio de la remontaba dos innings atrás. Al cubano solo le bastó una mirada de reojo al lanzador Madison Bumgarner.

“No me mires”, gritó Bumgarner luego que el cubano corría de primera a segunda base. “No me mires”.

Puig no retractó su mirada. Estos dos tienen historia, como en el 2014 cuando Bumgarner le gritó después de un jonrón conectado por Puig. En esta ocasión fue diferente. El lanzador estaba en camino a demoler a los Dodgers con sus 10 ponchados y permitiéndolo solo un hit, pero su noche estaba a punto de terminar.

“¿Qué?”, le respondió con voz alta Puig. “¿Qué me vas a hacer?”.

Los jugadores intercambiaron palabras no aptas para una audiencia familiar. Todos alrededor de ellos, incluyendo las bancas y los bullpens corrieron hacia ellos. Puig y el jardinero de los Gigantes, Hunter Pence, se empujaron. El cubano fue aislado hacia el centro del terreno mientras que Bumgarner trataba de alcanzarlo sin suerte por ser detenido por sus compañeros de equipo .

Nada realmente pasó a mayores. No hubo puños, ni expulsiones, pero un muy enojado Bumgarner no lanzó más. El mánager de San Francisco, Bruce Bochy, volteó a su bullpen, quienes hicieron lo usual en la segunda parte de la temporada: desmoronarse.

Bumgarner y Bochy insistieron que el incidente no tuvo que ver en la salida del lanzador. A los Dodgers no les importó la explicación, solo estaban encantados con su partida. El mánager de los angelinos, Dave Roberts, admitió sentir un “pequeño alivio” cuando vio que Bochy envió a un bateador en lugar de Bumgarner en el octavo.

“En realidad (su salida) del partido fue en nuestro favor”, dijo Puig, quien aseguró que no sabe por qué Bumgarner no gusta de él. “Estaba lanzando bien y al final, ganamos”.

Después de completar seis innings y permitir una carrera, Clayton Kershaw culpó a Bumgarner.

“Eso no fue culpa de Puig”, dijo el lanzador. “Parece que le decía ‘No me mires’. Todos sabemos que Bum es muy intenso, pero él definitivamente empezó. Él prácticamente lo estaba pidiendo”.

Dodgers salen con una victoria gigante

Los Dodgers supieron capitalizar en el noveno inning. Bochy maniobró de una manera muy extraña su bullpen. Envió a su lanzador derecho Derek Law contra Andre Toles, un bateador zurdo; Toles logró un sencillo. El mánager luego envió a Javier López, un especialista zurdo para enfrentar a Seager, quien también respondió con un sencillo.

Bochy optó por usar un lanzador derecho, Hunter Strickland en contra de Turner. Al hacer eso, él ignoró un componente crucial en el juego de Turner: el bateador es mejor contra lanzadores derechos que zurdos. Turner pegó un RBI y González acabó con todo.

La remontada opacó el gran trabajo de Kershaw esa noche. El as registró seis innings y permitió una carrera sucia. Kershaw ponchó a siete y cedió tres sencillos de sus 88 lanzamientos.

LA SERIE

DODGERS VS. ROCKIES

En Dodger Stadium

Viernes: 7:10 p.m., SNLA en Español, 1020 AM

Sábado: 6:10 p.m., SNLA en Español, 1020 AM

Domingo: 1:10 p.m., SNLA en Español, 1020 AM

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
79°