El canje de A.J. Ellis caló hondo en los Dodgers

El canje de A.J. Ellis caló hondo en los Dodgers

Poco después de que A.J. Ellis recibió el aviso de su futuro, le pidió a Clayton Kershaw que se encontraran lejos de la banca de los Dodgers.

Ahí, el cátcher reservista le dio la noticia a su amigo más cercando del equipo. Los Dodgers acababan de canjearlo a los Phillies de Filadelfia por otro veterano, Carlos Ruiz.

“Lloramos”, dijo Ellis.

Pero no fueron los únicos. La ola de canjes se sintió en cada esquina del clubhouse.

Los efectos fueron inmediatamente visibles ese jueves, pues esa noche cayeron 4-0 ante sus “enemigos”, los Gigantes de San Francisco en casa, en el Dodger Stadium.

La reacción de los jugadores antes y durante el juego generó varias preguntas: ¿Por qué los Dodgers hicieron ese canje? ¿Por qué ahora? ¿Valía la pena enojar al mejor pitcher del planeta?

En sus dos temporadas como presidente de operaciones, Andrew Friedman ha tomado decisiones con riesgos. Este canje fue el más grande hasta ahora.

Los Dodgers acababan de tomar el liderato sobre los Gigantes en la Liga Nacional del Oeste. La moral y química eran buenas.

Todo eso se fue al piso con la partida de una persona importante, que era amigo del mejor jugador del equipo, pero también uno de los más populares.

“Lo único que puedo decir es que es un día triste”, dijo el cerrador Kenley Jansen.

Jansen suspiró mientras describía cuando Ellis se despidió de él.

“Casi lloré al frente de él”, dijo.

Otros no lo podían creer. “¿Qué #@%*?”, expresó un jugador.

Parte del shock resultó por el hecho de que la gerencia del equipo ignoró la petición de Kershaw: mantener a Ellis lo más posible.

La gerencia prefería tener a Yasmani Grandal detrás del home plate lo más posible.

Ellis jugó en 11 de los 17 partidos de Kershaw este año y 21 de 33 en la temporada pasada.

No tenía sentido hacer el canje ahora, especialmente porque Kershaw está enfrentando el más grande reto de su carrera: mantenerse saludable de su disco herniado en la espalda que lo tuvo sin jugar por dos meses.

Ellis estaba devastado por la separación.

“Cualquier cosa puede pasar en el futuro”, dijo Ellis, “pero que probablemente nunca podré ser su cátcher nuevamente es un sentimiento más devastador”.

Algunos jugadores interpretaron el canje como un mensaje de la gerencia.

Este no es el equipo de Kershaw. No es el equipo de Corey Seager o de Adrián González.

Es de Friedman.

“Lo entendemos”, dijo uno de los jugadores.

Friedman mantuvo que esto se trataba de ofrecer a los Dodgers una mejor opción para ganar las Series Mundiales.

Mientras que Grandal le ofrece a los Dodgers más fuerza a los lanzadores derechos, Ellis no lograba alcanzar el mismo resultado contra los zurdos al batear .194.

Friedman explicó que Ruiz, y su promedio de .261, mejoraría las posibilidades.

“Creemos que el enfoque demoledor en la caja de bateo podrá ayudar a expandir nuestra alineación”, explicó.

Era importante que Ruiz compartiera muchos de los atributos positivos de Ellis, en particular, su habilidad de leer los juegos y manejar el staff de pitcheo, dijo Friedman.

Él está confiado de que el shock de los jugadores se calmaría tan pronto se conocieran mejor con Ruiz.

Friedman dijo que mientras ocurrían las conversaciones para el canje, consideró consultarlo con los jugadores.

Finalmente, evitó hacerlo por respeto a Ellis, pues no quiso que el cátcher escuchara del acuerdo por medio de sus compañeros.

Freidman habló con algunos de los jugadores después que la transacción se completó.

“Al final del día… es parte de la naturaleza humana; no siempre vamos a estar de acuerdo”, dijo. “Por lo menos, si no están de acuerdo, entendieron que el objetivo es que queremos ganar”.

Ellis lo entendió.

“Veo el Dodger Stadium”, dijo Ellis. “Es muy difícil. Es la mejor oficina en Estados Unidos. Ya no podré llamarle ‘hogar’ más”.

La Serie

DODGERS VS. PADRES

Dodger Stadium

Viernes: 7:10 p.m., SNLA en Español, 1020 AM

Sábado: 6:10 p.m., SNLA en Español, 1020 AM

Domingo: 1:10 p.m., SNLA en Español, 1020 AM

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°