Magic le dice a Jeanie que él pagará la multa que impuso la NBA sobre Lakers

Desde que los Lakers fueron multados con $500,000 por tratar de manipular la decisión de Paul George de jugar con los angelinos, el presidente de operaciones Magic Johnson dijo que ha pensado muy poco en esa situación a excepción de una cosa: él no quiere que su amiga y jefa, Jeanie Buss, tenga que lidiar con la multa.

“No podemos decir pero solo que corregiremos la situación”, dijo Johnson.  “Me disculpo con Jeanie, y esa es la cosa más importante.  Le dije que ella podía tomar el dinero de mi salario porque no quiero que los Lakers paguen esa multa.  No quiero que gaste $500,000 porque ella no hizo nada. Eso está en mi”.

La NBA contrató a una firma independiente para investigar los cargos que presentaron los Pacers de Indiana.  La firma concluyó que el gerente general, Rob Pelinka, mostró interés de manera ilegal al agente de George, Aarón Mintz, mientras que el jugador aún estaba bajo contrato con los Pacers.  Pelinka se reporta con Johnson.

La liga dijo que había prevenido a los Lakers después de que Johnson bromeó con Jimmy Kimmel en el show nocturno acerca de qué tipo de comunicación él estaba permitido de tener con George si se veían en la postemporada.

“Esto fue en un show nocturno, fue algo gracioso”, dijo Johnson después de ser parte de un evento caritativo para las víctimas del huracán Harvey.  “Pero ahora sé que no puedo hacer eso. Estamos bien. No he pensado acerca de eso dos veces.  Cometimos un error.  Lo tengo claro. Me aseguraré de que no vuelva a pasar otra vez”.

Esta multa fue la más grande que la NBA haya dado por este tipo de situación, pero la liga pudiera haber castigado de peor manera, que incluía quitarles las selecciones del draft o evitar que George pueda firmar con el equipo en la agencia libre.

La liga envio un comunicado de prensa especificando que en la investigación no encontró un arreglo o un pacto entre el equipo y George.

Después del anuncio de la liga, los Lakers respondieron con un mensaje de Pelinka en el que expresaba su lamento sobre el incidente.  El equipo también declaró por medio de su abogado, Adam Streisand, que los Lakers estarán “super vigilantes de ahora en adelante para asegurarse que esto no vuelva a suceder”.

Por medio de un vocero, el gerente general de los Pacers, Kevin Pritchard dijo que “aceptamos el fallo de la liga”.

“Tendremos reuniones acerca de esto”, dijo Johnson.  “Voy a cuidar siempre la marca de los Lakers, sus aficionados, entonces me disculpo con ellos de igual forma.  La cosa más importante es que vamos a seguir adelante.  Tenemos un 95% en que las cosas van geniales.  Esta es la única que le fue mal. Esto es algo que podemos corregir.  Adam [Silver, el comisionado de la NBA] es un gran amigo mío.  Estoy agradecido que pudo hacer su trabajo… ahora yo voy a hacer el mío”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group