LA Times Español

El guardia de Lakers, D’Angelo Russell, dice vivir segundo año como si fuese un novato

El guardia de Lakers, D’Angelo Russell, dice vivir su segundo año como si fuese otra vez un novato

El ruido del balón retumbaba en las instalaciones de entrenamientos de los Lakers mientras que el guardia D’Angelo Russell reflexionaba sobre lo divertido que ha sido la pretemporada.

“La temporada pasada fue cosa de locos”, dijo Russell.  “No fue real.  No pude sacar nada positivo”.

Según Russell esta parece será más entretenida.

“Será muy divertida… por ahora creo que el equipo creo que está creciendo”, afirmó.  

El jugador dijo que siente que la temporada 2016-17 será como si fuera un novato nuevamente.  Una en la que posiblemente podrá mostrar mejor su potencial.  Los Lakers empezaron sus entrenamientos oficiales durante la semana en UC Santa Barbara.

Con la llegada del entrenador Luke Walton y su cuerpo técnico, Russell se mantiene optimista de que le ayudarán a crecer. 

“Siento que si hubiera llegado a esta liga apenas este año, en este entorno, no hubiera sido tan difícil”, dijo. “Incluso si Kobe [Bryant] hubiera estado aquí, aún no hubiera sido tan difícil”. 

“Los entrenadores, el ambiente que ellos han traído, es diferente.  No digo que sea mejor, no estoy degradando al último cuerpo técnico.  Solo digo que la atmosfera que se vive es la de una mentalidad ganadora”.

Muchas expectaciones

En mayo, Walton, quien fue el asistente de entrenador de los Warriors de Golden State, firmó un acuerdo de cinco años con los Lakers. 

En la temporada pasada, los angelinos tuvieron el peor récord de su historia (17-65).  En noviembre, Bryant anunció sus planes de retiro al final de la temporada, finalizando una histórica carrera de 20 años con el quinteto Oro-Púrpura. 

Para Russell está claro que la partida de Bryant fue prioridad sobre el crecimiento de los jugadores más jóvenes del equipo.

“Él merecía toda la atención; era su tiempo”, dijo Russell.  “Ellos esperaban mucho de muchas personas y entonces Kobe tuvo su tour de despedida, y fue cuando pusimos todo en el refrigerador, en espera.  Tenemos que pasar el tour y seguir nuestro proceso”.

El jugador decidió entonces sentarse y “disfrutar del show” que se convirtió la despedida de Bryant.  Aunque perder de la manera como perdieron tuvo su peso y a sus 19 años sintió que navegaba solitario en el nuevo mundo de la NBA.

“Todo lo que viví fue nuevo y no había guía de la gente que supuestamente estaba ahí para guiarme”, explicó el guardia. 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
68°