¿Clippers afuera antes de jugar los playoffs?

¿Clippers afuera antes de jugar los playoffs?

Los Clippers no se han visto tan bien que digamos últimamente.  Han permitido promedios de anotaciones no muy comunes, 120.6 por juego, tal como la que recibieron en cinco juegos entre el final de la semana pasada y el inicio de esta.

Si a esto le sumamos la derrota a manos de los Warriors de Golden State el 2 de febrero, la novena caída consecutiva ante ese equipo, las dudas que los Clippers puedan ser contendientes a algo este año nuevamente toman fuerza.

Con cada partido que se ha jugado sin el guardia Chris Paul, quien tiene una lesión de ligamento en su dedo de la mano izquierda, es más aparente que los Clippers no son capaces de hacerle frente a los equipos de élite de la NBA sin su jugador creativo.

“Si no mejoramos como equipo, va a ser otra salida tempranera de los playoffs para nosotros, tal como ha sido en estos años”, dijo el centro DeAndre Jordan. “Tenemos que cambiar algo, tenemos que mejorar porque esto no está funcionando”.

Para empezar, sería bueno tener a Paul recuperado –se espera que el jugador regrese a mediados de marzo- pero no sería suficiente para que los Clippers puedan vencer a los Warriors en la postemporada.

Los de Golden State jugaron ese jueves sin los titulares Draymond Green y Zaza Pazhulia, y aún así fueron capaces de sacar a los Clippers de sus casillas en el primer minuto y medio de juego.  Los angelinos perdieron el balón en las primeras cuatro posesiones.

Los Warriors estaban arriba por 21 puntos al inicio del cuarto período y aguantaron sin problemas el esfuerzo para recuperarse de los Clippers, quienes se acercaron a siete puntos con 1:55 por jugar.

“Es mi trabajo tener a nuestros muchachos listos, pero pienso que en ese juego, los Warriors salieron más listos que nosotros para jugar”, dijo el entrenador de Clippers, Doc Rivers. “Creo que nos atacaron, fue frustrante”.

Rivers dijo que la falta de ayuda ha sido el problema más grande del equipo en la defensiva.  Golden State tomó 15 rebotes ofensivos, muchos de ellos después de fallar desde la distancia de tres puntos.  A esto hay que sumarle que los Warriors tuvieron un mejor manejo de balón y asistencias (38 en total), lo que dejó sin posibilidades a los Clippers.

“Cuando tienes un jugador como Chris, no tienes margen de error”, dijo Rivers. “Ahora mismo, estamos permitiendo que los equipos contrarios nos anoten muchos puntos”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°