Autoridades federales reconocen error sobre el estatus migratorio del ‘Dreamer’ Manuel Montes

Autoridades federales reconocen error sobre el estatus migratorio del ‘Dreamer’ Montes

Funcionarios federales reconocieron el pasado miércoles que el estatus migratorio protegido de Juan Manuel Montes no debía expirar hasta 2018, corrigiéndose así en un caso que colocó al ciudadano mexicano de 23 años de edad en el centro de un acalorado debate acerca de la inmigración indocumentada. Un día antes habían asegurado que el estatus protegido de Montes había finalizado dos años atrás.

A la vez, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional rechazaron la declaración de Montes, quien presentó una demanda federal asegurando que había sido deportado, y el miércoles afirmaron que el joven había abandonado los EE.UU. por voluntad propia. Ese hecho podría convertir a Montes en no elegible para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Niñez, o DACA, que protege de la deportación a aquellos que arribaron el país siendo niños y permanecieron aquí indocumentados.

Mientras Montes permanecía en Mexicali, separado de su familia en California, su situación generó furia entre los defensores de la inmigración y suscitó comentarios de los altos funcionarios de la administración Trump. Sería el primer ‘Dreamer’, tal como se conoce a los beneficiarios del DACA, en ser deportado por el actual gobierno; sin embargo, funcionarios federales aseguraron que el caso no marcó un cambio de política.

En “Happening Now”, de Fox News, Jeff Sessions, el procurador general, afirmó que “los beneficiarios del DACA no están en la mira” y que no sabía por qué Montes había sido escogido. El foco de la administración es deportar a personas atrapadas en la frontera, los recién llegados y aquellos que cometieron delitos, remarcó Sessions. Sin embargo, evitó declarar que los Dreamers cuentan con protección garantizada.

En tanto, el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, aseguró que las circunstancias que rodean a Montes “están siendo revisadas” y que “los hechos aún no se conocen totalmente”.

La situación de Montes salió a la luz el pasado martes, cuando demandó al gobierno de Trump en el Tribunal de Distrito de los EE.UU. para el Distrito Sur de California en San Diego. La demanda civil alega que el joven fue deportado a México por funcionarios que se negaron a brindarle los motivos.

El pleito afirma que el gobierno violó la Ley de Libertad de Información porque no publicó registros sobre el caso, a pesar de las numerosas solicitudes al respecto, lo cual es una violación del estatuto; también solicita a la corte que libere dicha información.

Los abogados de Montes sostienen que el joven fue detenido por funcionarios de la Patrulla Fronteriza el 17 de febrero pasado, en Caléxico, y deportado. Cuando el Departamento de Seguridad Nacional emitió su declaración corrigiendo el estatus de DACA de Montes y negando que hubiera sido deportado, los letrados reiteraron su declaración y aseveraron que había sido forzado a abandonar el país.

“Juan Manuel ha sido inequívoco en su afirmación de que nunca abandonó voluntariamente el país siendo beneficiario del DACA. Nosotros creemos en él. Hemos presentado una demanda para obtener respuestas. En lugar de seguir proporcionando verdades a medias y diferentes afirmaciones, [el Departamento de Seguridad Nacional] debería responder a nuestro pedido de documentación”, afirmó Nora A. Preciado, abogada del Centro Nacional de Derecho de Inmigración y una de las abogadas del caso.

El incidente tocó un nervio sensible en la comunidad de defensores de inmigrantes y entre los ‘Dreamers’. Se estima que 742,000 de ellos viven en los EE.UU. y un tercio de esa suma reside en California. El hashtag #JusticeForJuan (Justicia para Juan) cobró importancia poco después de que se conociera la noticia y movilizó una manifestación frente a las oficinas federales de inmigración en la capital del país, así como una petición online destinada al secretario de Seguridad Nacional, John F. Kelly.

Un punto en el cual los funcionarios de inmigración y los abogados de Montes coinciden es en que oficiales de la Patrulla Fronteriza detuvieron al joven el 19 de febrero último, mientras intentaba escalar una valla para volver a los EE.UU. Así, fue devuelto a México.

Montes, quien declaró que vive en los EE.UU. desde que tiene nueve años de edad, tiene problemas de aprendizaje después de sufrir una lesión cerebral traumática cuando era joven. El chico trabajaba en agricultura y estudiaba soldadura en un colegio comunitario antes de ser deportado.

Los funcionarios señalaron el miércoles que Montes posee cuatro condenas penales; una por hurto y tres por conducir sin licencia. Pero esos delitos no son lo suficientemente graves para descalificar a alguien del DACA. El joven ingresó a dicho programa en 2014 y recibió una renovación en 2016.

El representante Steve King (D-Iowa) elogió el martes a los agentes de inmigración, vía Twitter, por deportar a Montes. “El primer DREAMer no ejemplar deportado. Patrulla Fronteriza, a tu salud”, tuiteó, con una foto de un vaso de cerveza y un enlace a la noticia publicada en USA Today, el primer medio que informó del caso.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°