México busca entre las ruinas tras un sismo que mató a 217 personas contabilizadas hasta esta madrugada

Van ya 139 muertos por el terremoto de 7.1 grados, reporta Protección Civil

Policías, bomberos y voluntarios buscaban ansiosos bien entrada la noche entre los escombros de escuelas y viviendas, buscando sobrevivientes del sismo más mortal en México en tres décadas conforme la cifra de muertos confirmados crecía el miércoles de madrugada a 217 personas.

Para añadir angustia y un toque de surrealismo, el temblor de magnitud 7,1 del martes ocurrió en el 32do aniversario de un sismo de 1985 que dejó miles de fallecidos en la capital, y poco después de un simulacro a nivel nacional para recordar este hecho.

Uno de los esfuerzos de rescate más desesperados ocurría en una escuela primaria y secundaria en el sur de Ciudad de México, donde un ala del edificio de tres pisos se derrumbó en un enorme montón de losas de concreto. En el lugar, los periodistas vieron a personal de rescate sacando al menos dos pequeños cuerpos cubiertos por sábanas de entre los escombros.

El doctor Pedro Serrano, voluntario en el lugar, logró colarse entre los huecos de la inestable pila de escombros que había sido la Escuela enrique Rebsamen. Llegó hasta un aula, pero encontró a todos sus ocupantes muertos.

“Logramos entrar a un salón colapsado, vimos unos sillones, una mesas de madera, y de allí lo primero que encontramos fue una pierna. De allí empezamos a mover escombros, y encontramos una niña y dos adultos, una mujer y un masculino”, dijo.

“Oímos uno poco de ruido pero no sabemos si viene de arriba o abajo, de las paredes de arriba o alguien pidiendo ayuda abajo”.

Una mezcla de voluntarios del vecindario, policías y bomberos utilizaba perros entrenados y sus manos desnudas para buscar entre los escombros de la escuela. Entre una multitud de padres angustiados ante las puertas Las noticias circulaban las noticias de que dos familias habían recibido mensajes de texto de dos niñas atrapadas en el interior, pero esto no pudo confirmarse.

Los rescatistas tuvieron que apalancar las losas de concreto caídas con vigas de madera para evitar que siguieran derrumbándose y aplastaran cualquier pequeño resquicio de aire que quedara.

El Departamento federal de Educación indicó el martes por la noche que se habían recuperado 25 cuerpos del lugar, todos menos cuatro de niños. No estaba claro si las muertes estaban incluidas en el total de 217 fallecidos reportados por la agencia de Protección Civil.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, había informado antes durante una visita a la escuela de 22 cuerpos y dijo que quedaban 30 niños y ocho adultos desaparecidos en ese momento.

En un mensaje de video difundido el martes por la noche, Peña Nieto hizo una llamada a la calma y dijo que las autoridades trabajaban para llevar ayuda, señalando que el 40% de Ciudad de México y el 60% del cercano estado de Morelos se habían quedado sin electricidad.

 

La extensión de daños y lesiones no ha sido dada a conocer, pero la gente huyó de edificios de oficinas a lo largo de la Avenida Reforma y otras importantes avenidas de la Ciudad de México.

La agencia sismológica mexicana calculó inicialmente su magnitud  en 6.8 y dijo que su epicentro estaba al este de la ciudad en el estado de Puebla. La US Geological Survey estableció la magnitud en 7.1.

El organismo menciona que los movimientos se registraron a las 13:14 horas y se ubicó al sureste de Axochiapan en Morelos con 7.1 grados, mientras que el de 6.8 grados tuvo su epicentro en Chiautla de Tapia, en Puebla.

Poco después se estableció que habían sido dos movimientos telúricos separados por segundos uno del otro.

De acuerdo al Servicio Sismológico Nacional (SSN) el  sismo con magnitud 7.1 fue localizado en el límite estatal entre los estados Puebla y Morelos, a 12 km al sureste de Axochiapan, Morelos y a 120 km de la Ciudad de México.  El sismo, ocurrido a las 13:14:40 horas, fue sentido fuertemente en el centro del país. Las coordenadas del epicentro son 18.40 latitud N y -98.72 longitud W y la profundidad es de 57 km. Hasta las 18:00 hrs del 19 de septiembre se habían registrado 6 réplicas.

En la capital mexicana, se sintió con gran fuerza, y muchos testigos aseguran que primero osciló la tierra, y después empezó a trepidar, tal como ocurrió  en 1985.

Los primeros recorridos que se hicieron en la zona metropolitana de la Ciudad de México mostraban un fuerte caos vehicular, algunas zonas sin energía eléctrica pero no se apreciaban daños mayores. Miles de personas abarrotaron las calles y la telefonía celular trabajó de manera intermitente.

Los noticierons de la tarde hicieron recorridos por las capitales de Puebla y Morelos y aún no habían cuantificado los daños.

Los cuadros cayeron de las paredes y los objetos fueron sacudidos. Algunas personas comenzaron a cubrirse debajo de los escritorios.

A tempranas horas de la mañana, personas de varios edificios a través de la ciudad celebraban ejercicios de preparación en el aniversario del terremoto de 1985.

El presidente Enrique Peña Nieto, que se encontraba sobrevolando el estado de Oaxaca, para cuantificar los daños del terremoto de la semana pasada, anunció su regreso inmediato a lacapital y puso en marcha el plan de emergencia de la capital mexicana.

El periódico El Universal reporta que tras los sismos, se reportan diversos derrumbes en la zona centro de la Ciudad de México como en las colonias Roma y Condesa.

Además, añade el diario, en Cuernavaca, Morelos, también se reportan diversos derrumbes. “Un edificio de aproximadamente cinco pisos se cayó sobre la esquina de Viaducto Miguel Alemán con Torreón.

En Los Ángeles, el alcalde Eric Garcetti  declaró su solidaridad con los mexicanos. “Despues del terremoto de hoy, todos los habitantes en el centro de México están en mis oraciones. Los Ángeles tiene fuertes y cercanos vínculos culturales, familiares, y de amistad con la gente mexicana — y nos une la certeza del potencial devastador de los desastres naturales. Lamentamos la trágica pérdida de vidas y mandamos nuestra total solidaridad y nuestros deseos para una completa recuperación a todas las comunidades afectadas”. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
49°