México: Boicot y temor a violencia marcan inicio elecciones

#México: Boicot y temor a violencia marcan inicio #elecciones

México inició este domingo sus elecciones intermedias para renovar la Cámara de Diputados, nueve gubernaturas y más de 1.500 cargos locales ante la amenaza del boicot convocado por diversos grupos sociales y el miedo a que pueda haber algún brote violento como los que ya se presentaron durante la campaña electoral.

Efectivos del ejército, la marina, la policía federal y la fiscalía se desplegaron sobre todo en los estados del suroeste del país para "garantizar las mejores condiciones para que la ciudadanía pueda ejercer su derecho al voto", indicó el sábado el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

Sin embargo, en algunos lugares como la localidad de Tixtla, en el sureño estado de Guerrero, justo a la hora de apertura de las casillas comenzó también el boicot, protagonizado en ese municipio por estudiantes, maestros y padres de los 43 alumnos de magisterio desaparecidos en septiembre en ese estado y que fueron uno de los grupos que llamó a no votar en estos comicios.

"Nosotros queremos que primero aparezcan los jóvenes y después que haya elecciones", dijo Martina de la Cruz, madre de uno de los desaparecidos.

"Los padres de familia se están acercando a los funcionarios de casilla para pedirles que entreguen las papeletas y se unan al boicot, todo de forma pacífica", dijo a AP el maestro Miguel Vargas durante la apertura de los colegios electorales.

Los actos de boicot de las últimas jornadas, en los que participaron también miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), un sindicato de maestros que se opone a las reforma educativa del gobierno, se tradujeron en protestas, quema de boletas y ataques a sedes electorales, acciones que continuaron el sábado en distintos lugares del país, sobre todo del suroeste.

Además, el crimen organizado "entró" en campaña con el asesinato de más de una docena de candidatos u operadores políticos que no se han esclarecido.

En Chiapas, uno de los estados que junto con Guerrero, Oaxaca y Michoacán suponen los principales focos de tensión, las casillas se abrieron sin incidentes pero los maestros han anunciado la toma de los medios de comunicación estatales.

Las autoridades electorales lanzaron llamados a que se permita la realización sin contratiempos de la jornada electoral en la que se renovarán los 500 asientos de la Cámara de Diputados, los gobiernos en nueve de 31 estados, además de cientos de alcaldes y legisladores locales.

El presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, reiteró el domingo a la apertura de las casillas su llamamiento a los mexicanos para que acudan a votar y para que denuncien cualquier presión o irregularidad.

Más de 83 millones de electores están convocados a las urnas, y podrán ejercer su voto desde las 8 de la mañana a las 6 de la tarde, hora local, aunque como tradicionalmente ocurre en las elecciones intermedias se espera una importante abstención, por encima del 40%.

En los lugares de la costa del Pacífico que están amenazados por las lluvias y el mal tiempo consecuencia de la cercanía del huracán Blanca, las autoridades han pedido que se vaya a votar por la mañana por si la situación empeora a lo largo del día, ya que la previsión es que el huracán toque tierra el lunes aunque ya debilitado como tormenta tropical.

Prácticamente todas las encuestas han señalado que el partido en el poder mantendría la mayoría de asientos en la Cámara de Diputados y obtendría varios triunfos estatales, a pesar del descontento que algunos han manifestado tanto con la política como con las autoridades.

"Estas pueden ser las elecciones de mayores conflictos postelectorales de la historia de México", auguró Luis Carlos Ugalde, expresidente del instituto electoral y actual analista político.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°