Qué implican los recientes problemas legales de Ref Rodríguez para el movimiento de escuelas charter

Qué implican los recientes problemas legales de Ref Rodríguez para el movimiento de escuelas charter

Cuando los fiscales presentaron cargos de financiamiento de campaña contra el miembro de la Junta Escolar de Los Ángeles Ref Rodríguez, el mes pasado, muchos partidarios de las  charter se unieron en su defensa con la esperanza de salvar no sólo su banca, sino también sus planes pro-charter.

En esa oportunidad manifestaron que Rodríguez, un novato político, había cometido errores y que la cantidad de dinero involucrado, unos $24,000, era demasiado pequeña para tanto alboroto.

Pero las nuevas acusaciones por conflicto de interés que salieron a la luz el lunes se centran en una suma muy superior (alrededor de $285,000 dólares) y en las acciones de Rodríguez como cofundador de una red de escuelas charter, su área de especialización.

Ahora, las perspectivas de mantenerlo en la Junta, como la pieza clave de una estrecha mayoría pro-charter 4-3, de repente se volvieron políticamente peligrosas.

Partnerships to Uplift Communities (PUC), que Rodríguez fundó, alegó en la denuncia de la semana pasada ante la Comisión de Prácticas Políticas Justas de California que Rodríguez autorizó $265,000 en pagos de PUC a una organización sin fines de lucro que dirigía. La denuncia también señala que el miembro de la Junta firmó cheques por un total de $20,400 a una compañía privada en la cual podría haber tenido una participación.

El abogado que examinó las transferencias de dinero para la PUC destacó que hasta el momento había encontrado poca o ninguna evidencia de servicio prestado para los pagos.

En momentos en el que los líderes charter presionan para que haya menos regulaciones, las acusaciones de transacciones en beneficio propio han dado nuevas municiones a aquellos que desde hace mucho tiempo piden una mayor supervisión.

“Esto no se trata sólo de un individuo”, destacó Alex Caputo-Pearl, director de Maestros Unidos de Los Ángeles, el sindicato local de docentes. “No se trata sólo de un posible error de un individuo. Se trata de la industria de escuelas charter y las malas prácticas”.

Los defensores de las escuelas charter “pasan sus vidas diciendo que se preocupan por los niños, pero proteger su poder y luchar para defender a alguien que está involucrado en transacciones en beneficio propio no es cuidar a los niños”, advirtió Randi Weingarten, presidente de la Federación Estadounidense de Maestros.

Estos son precisamente los últimos mensajes que los partidarios de las charter desean que el público recuerde acerca de los problemas que afligen a Rodríguez.

La Asociación de Escuelas Charter de California, que invirtió más de $2 millones en la iniciativa para elegir a Rodríguez en 2015, se adhirió a una declaración originalmente emitida el lunes, donde señaló que espera del movimiento charter “los más altos estándares de integridad y ética”.

El consultor de campaña Michael Trujillo, quien trabajó en nombre de los candidatos respaldados por las charter este año, destacó que no está preocupado de que los problemas legales de Rodríguez perjudiquen el movimiento charter de Los Ángeles. “Cada vez que hay una organización más grande, ya sea algo sin fines de lucro o una agencia gubernamental, hay en ellas personas que cometen errores humanos u otros más importantes”, dijo.

Muchos otros defensores de escuelas charter se negaron a discutir las acusaciones.

La actual mayoría de la Junta Escolar, que incluye a Rodríguez, es la primera en ser elegida en gran parte como resultado de los fondos importantes de los patrocinadores de charter.

Lo que eso significa en la práctica todavía está por verse, en realidad. Hasta el momento, el bloque pro-charter se mostró unido en sus votos, incluso en cuestiones relativamente menores, pero sus miembros se han resistido a cualquier caracterización que los destaque como ‘herramientas’ de las charter. Este mes, incluso, votaron en contra de la renovación de una de estas escuelas.

Pero sus partidarios tenían grandes expectativas, especialmente por un fuerte rechazo contra las reglas de la división del distrito que supervisa las charter locales.

El voto de Rodríguez es importante. Si dimitiera, el resultado podría ser un empate de 3-3. En cambio, si Rodríguez opta por luchar contra los cargos, resolver el caso podría tomar dos o tres años. Tal situación les daría a los defensores de las  charter “el tiempo suficiente para tener otra ronda de elecciones y buscar su próximo cuarto voto”, consideró el consultor político Rick Taylor, quien afirmó no haber trabajado en las recientes elecciones del cuerpo escolar.

Pero si la Junta decide reducir las regulaciones de las escuelas charter, con Rodríguez como voto clave, eso podría verse mal ante el público. Para el consultor de campaña Mike Shimpock, las últimas acusaciones muestran que Rodríguez es “el zorro que vigila el gallinero” cuando se trata de la supervisión de las charter. “La pregunta es: ‘¿Aprobará Rodríguez la reducción a la supervisión de las charter antes de irse?’”, dijo. “Porque no es una cuestión de si van a intentar hacerlo; es si podrán hacerlo antes de que lo obliguen a dejar su cargo”.

Shimpock trabajó en la infructuosa reelección de este año del miembro de la junta Steve Zimmer, quien era respaldado por el sindicato de maestros y perdió ante Nick Melvoin, ahora parte de la mayoría pro-charter.

El martes, Melvoin tuvo poco que ofrecer acerca de los próximos pasos a seguir en la cuestión. “Es una acusación seria que no he tenido mucho tiempo de investigar, pero obviamente lo haré”, afirmó, antes de una reunión de la Junta celebrada en Fairfax High School, acerca de las denuncias contra Rodríguez. “Tenemos que asegurar que todos trabajamos con integridad, transparencia y responsabilidad. Así que espero que obtengamos una explicación completa de lo sucedido y luego partir de ahí tomaremos medidas”.

Para la presidenta de la Junta, Mónica García, que también forma parte de la mayoría actual, es importante que los miembros se enfoquen en su papel fundamental de cuidar los intereses de los estudiantes a medida que se desarrollan los eventos.

Un ejemplo de un problema importante para las charters es el nivel de regulación que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) ha requerido que estas escuelas acepten. Los líderes de las charter desarrollaron una estrategia en torno a este tema durante meses, e incluso invitaron a la superintendente de las escuelas de Los Ángeles, Michelle King, a cenar para sentar las bases para su caso. Según ellos, las charter están injustamente en riesgo de cierre por violaciones menores o problemas burocráticos que tienen poco que ver con la calidad de enseñanza a los alumnos.

King, quien se encuentra de licencia médica, no necesariamente respaldaría la supervisión racionalizada.

No es evidente aún si Rodríguez espera verse forzado a dejar su cargo. En la reunión de la Junta del martes se lo vio sonriente, asentía con entusiasmo y parecía completamente comprometido mientras los maestros y los niños hacían presentaciones. En las redes sociales siguió publicando mensajes motivacionales y descripciones sobre sus visitas a escuelas.

En el caso de financiación de campaña, los fiscales lo acusaron de tres delitos graves y 25 menores, alegando que había reembolsado ilegalmente a 25 donantes a su campaña. Los funcionarios de ética de la ciudad señalaron que tales prácticas son contrarias a la ley porque ocultan la verdadera fuente del apoyo de un candidato.

En una breve conversación antes de la reunión de la Junta, Rodríguez señaló que no podía hacer comentarios o responder preguntas. En un frente, el miembro de la Junta recibió buenas noticias: una contribución de $75,000 a su fondo de defensa legal de parte del cofundador de Netflix, Reed Hastings, quien realizó la contribución después de que se presentaran los cargos de lavado de dinero pero antes de las acusaciones más recientes.

Desde 2013, Hastings ha proporcionado más de $7.8 millones a un comité de acción política utilizado por la Asociación de Escuelas Charter de California para ayudar a los candidatos a la Junta Escolar de Los Ángeles, conforme los registros de contribuciones estatales.

En un correo electrónico enviado a The Times, Hastings hizo eco de la asociación de escuelas charter al decir que los líderes escolares deben mantener los “estándares éticos más altos” y señaló que las acusaciones contra Rodríguez “necesitan una investigación exhaustiva”. “Apoyo su fondo de defensa legal para asegurar que obtenga la audiencia justa que todo el mundo merece”, escribió Hastings.

 

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
73°