motel 4

Eddie Martínez pasa sus días sentado en el corredor en la parte superior de las escaleras. Cuando su madre estaba en la cárcel, dejó a Eddie con su novio de 24 años de edad, abajo, quien continuamente estaba drogado con la metanfetamina que fumaba.

Francine Orr/Los Angeles Times
Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
84°