Marlborough School resolvió con un acuerdo privado una demanda interpuesta por una exestudiante que fue abusada sexualmente por un profesor

Marlborough School llegó a un acuerdo con Chelsea Burkett, de 33 años, quien quedó embarazada de un profesor de inglés cuando era estudiante allí.

El juez del Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles, Michael P. Linfield, presidió el acuerdo, cuyos detalles fueron sellados bajo una cláusula de confidencialidad.

El abogado de Burkett, David Ring, también representa a otra exalumna quien sostiene que fue abusada por el maestro. La otra mujer presentó su demanda bajo un seudónimo.

“Ha sido un camino muy difícil para Chelsea y la otra víctima”, afirmó Ring en un comunicado. “Estamos muy contentos de que el caso de Chelsea haya alcanzado una resolución contra Marlborough”.

En su demanda, Burkett argumentó que la prestigiosa escuela privada en Hancock Park, a la que asistió a principios de los años 2000, no la protegió del abuso sexual y que sufrió años de trauma emocional.

Burkett originalmente presentó la demanda bajo el seudónimo de Jane Doe, pero este verano la modificó para incluir su nombre y habló públicamente sobre el caso.

La demanda detalló cómo el exprofesor de inglés Joseph Thomas Koetters, ahora de 50 años, escogió a Burkett de entre la clase y la hizo sentir especial e independiente, cómo gradualmente la atrajo y la convenció de que ella estaba enamorada de él y que tenían una relación de adultos. Los contactos entre ambos pasaron de ser correos electrónicos a actos sexuales fuera de la escuela. La alumna tenía entonces 16 años de edad.

Cuando Burkett descubrió que estaba embarazada, relató, Koetters, quien estaba casado y tenía hijos, trató de convencerla para que se hiciera un aborto. Ella se deprimió, padeció bulimia y tuvo una pérdida del embarazo.

En ese momento, no se lo contó a nadie, según comentó. Fue a la universidad y a la escuela de negocios e intentó olvidar lo que había sucedido con Koetters.

Burkett revivió el trauma en 2014, cuando leyó un artículo anónimo publicado por otra estudiante que detallaba una relación con un maestro, que Burkett inmediatamente supo se trataba de Koetters. “Por primera vez en su vida adulta llegó a la lenta comprensión de que la conducta de Koetters fue la causa de gran parte del daño psicológico y emocional que había soportado durante años”, señala la demanda.

Ese verano, la estudiante que escribió el artículo supo de varias otras personas a quienes Koetters había intentado seducir para tener relaciones sexuales. Después de que Buzzfeed nombró a Koetters, tanto Marlborough como la Polytechnic School, que lo había contratado luego de su partida de Marlborough, iniciaron investigaciones.

Un informe publicado por Marlborough concluyó que la directora de la escuela, Barbara Wagner, había ejercido graves errores de juicio. La escuela admitió que había recibido una queja sobre Koetters en 2005 pero no la había tratado seriamente. El informe incluyó una disculpa a las víctimas y Wagner renunció.

En 2015, Koetters fue condenado a un año en prisión por cargos de haber participado en actos sexuales con Burkett y otra chica de 16 años de edad. En esa sentencia, Burkett, quien aún no había revelado su identidad, leyó una declaración de víctima. “Desarrollé un odio intenso por mí misma, que me persigue hasta el día de hoy”, afirmó.

“Siento mucho por el infierno que has pasado”, respondió Robert C. Vanderet, juez del Tribunal Superior.

Al ser contactada por teléfono, Catherine Conway, abogada de Gibson, Dunn & Crutcher, que representa a la escuela, se negó a especificar por qué el acuerdo era confidencial. “Realmente no puedo discutirlo”, aseguró. “Es un litigio en curso”.

Una portavoz de Marlborough se negó a comentar, también debido a la confidencialidad del acuerdo.

Koetters, quien fue liberado de prisión en mayo de 2016, no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios en esta nota.

 

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group