Los síndicos de Cal State piden preservar las protecciones legales para los ‘Dreamers’

Los síndicos de Cal State piden preservar las protecciones legales para los ‘Dreamers’

El consejo directivo de la Universidad Estatal de California (Cal State) aprobó por unanimidad una resolución este miércoles para alentar a los líderes del sistema universitario público más grande del país -y cada uno de sus 23 campus- a apoyar y defender la protección continua de sus 8,300 estudiantes ‘Dreamers’, así como a cientos de miembros del profesorado y personal.

El rector Timothy P. White instó a los síndicos a tomar una posición pública en su reunión en Long Beach. “Esta resolución… es inusual, pero estas son circunstancias únicas y excepcionales”, les dijo. “Es algo que normalmente no hacemos. Pero debido a su importancia, decidimos dar un paso al frente con ella”.

Los líderes educativos de todo el país han presionado con el tema desde la decisión del presidente Trump de eliminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (o DACA, por sus siglas en inglés) que ofrece protección contra la deportación y la posibilidad de trabajar a los jóvenes que ingresaron al país sin autorización cuando eran niños, conocidos popularmente como ‘Dreamers’.

En septiembre, la presidenta de la Universidad de California, Janet Napolitano, demandó al gobierno de Trump. Fue la primera iniciativa legal por parte de una casa de altos estudios para bloquear la decisión.

El mes pasado, en un impulso organizado por el American Council on Education, más de 800 presidentes y rectores de colegios y universidades firmaron una carta en la cual instaron al Congreso a aprobar una legislación lo antes posible para preservar las protecciones de los aproximadamente 700,000 jóvenes inmigrantes en el país que ahora enfrentan una posible deportación. “Si no somos capaces de proteger a estos ‘Dreamers’, le cerraremos la puerta a toda una generación de personas que buscan contribuir con lo mejor posible a los Estados Unidos”, escribieron.

En Cal State, White afirmó: “La mayoría de ellos son los primeros en su familia en asistir a la universidad, y trabajan arduamente para avanzar con su educación. Muchos son líderes del campus y tienen metas ambiciosas centradas en mejorar las vidas de otras personas en sus comunidades”.

El síndico estudiantil de Cal State, Jorge Reyes Salinas, un beneficiario de DACA que presionó para lograr la resolución del miércoles, describió sus experiencias ante el resto de los directivos y administradores. “No me enteré, ni siquiera pensé en mi situación migratoria, hasta el segundo año de la preparatoria. Fue entonces cuando quise inscribirme en cursos ofrecidos en un colegio comunitario”, relató. “Ahora, el miedo de enfrentar el día, la constante preocupación de ser detenido o deportado, es real y tangible en la vida de cada ‘Dreamer’”.

Dieciséis de los campus de Cal State han creado ‘Dream Centers’ para proporcionar a los alumnos servicios de salud mental, apoyo académico, asistencia financiera y servicios legales. Un programa para empleados ofrece el mismo tipo de ayuda a los profesores y el personal. Cada escuela ha designado al menos a una persona para asistir a los estudiantes sin estatus documentado (una lista de servicios, campus por campus, se puede ver aquí).

Al igual que otras instituciones de educación superior, Cal State también dejó en claro que, “a menos que la ley exija lo contrario, no celebraremos acuerdos con las agencias del orden con el fin de hacer cumplir las leyes federales de inmigración”, escribió White en un memorándum de febrero pasado.

Este miércoles, el rector aseguró que la resolución de los síndicos agrega “más fuerza a la conversación”. Su prioridad ahora, dijo, es conseguir que tantos miembros de la comunidad de Cal State como sea posible defiendan el tema DACA, particularmente en los distritos representados por legisladores republicanos.

“Vamos a mantener el pie en el pedal y presionar tan fuerte como podamos, junto con muchos otros”, expresó. “Hay decenas de miles de voces ahora. Estamos trabajando arduamente para que el Congreso responda”.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°