Intimidación y acoso siguen siendo un problema en las escuelas del Distrito Escolar Unificado de Burbank, dicen encuestas

Encuesta del Distrito Escolar de Burbank muestra que la intimidación y el acoso siguen siendo un problema

La intimidación y el acoso entre los estudiantes sigue siendo un problema en el Distrito Escolar Unificado de Burbank, según los resultados de la Encuesta de Clima Escolar, en la cual más del 60% de los alumnos y maestros declararon que los estudiantes experimentaron esas situaciones durante el año académico actual.
Tom Kissinger, superintendente adjunto de servicios de instrucción, presentó una visión general de los resultados del sondeo, que cubrió más temas que la intimidación, el jueves por la noche durante una reunión de la Junta Escolar.

La encuesta, que estuvo disponible en línea y en papel en varios idiomas entre el 8 de mayo y el 10 de junio pasados para los estudiantes de octavo a doceavo grado, así como para los maestros, padres de familia  y miembros de la comunidad, pidió opinión sobre temas académicos, recursos tecnológicos y servicios de salud mental.

En su mayor parte, los resultados fueron positivos o se mantuvieron constantes en comparación con los resultados del año pasado. Sin embargo, la intimidación sigue siendo una preocupación cada vez mayor.

La intimidación se definió conforme la política del distrito, que establece que es una forma de violencia que implica someter a una persona a acciones abusivas y puede incluir gestos, actos escritos, verbales o físicos motivados por la raza, la religión o el género. Además, determina que la persona puede sentir un temor razonable por su bienestar.

Según los resultados, el 64% de los alumnos y el 61% del personal informaron que los estudiantes habían sido acosados durante el año académico. Ello representa un aumento del 3% en comparación con el año pasado; sin embargo, la encuesta no proporcionó una definición en ese momento.

Mientras tanto, el 52% de los padres que respondieron señalaron que había habido intimidación entre los alumnos, una disminución del 4% con respecto al año anterior. “Ese no es un número aceptable en cualquiera de esas tres categorías”, aseguró Kissinger. “Éste es el enfoque del distrito este año, y vamos a hacer todo lo posible para abordar el tema en nuestras escuelas”.

Cuando se les preguntó si creían que las reglas contra la intimidación y el abuso verbal en la escuela de sus hijos eran efectivas, el 59% de los padres dijeron que sí, comparado con el 36% de los estudiantes.

Para Kissinger, el cuerpo docente está entrando en su segundo año de currículo social y emocional de la capacitación para la Intervención y Apoyo para el Comportamiento Positivo, del condado de Los Ángeles. “Daremos un paso más este año. Comenzaremos con un equipo especial contra el acoso [en noviembre] y destinaremos una tremenda cantidad de esfuerzos en esto”, aseguró.

Roberta Reynolds, vicepresidente de la Junta, elogió al personal del distrito por utilizar los datos recopilados como una herramienta para hallar las áreas que necesitan mejoras.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
73°