Junta Escolar de Los Ángeles aprobó beneficios para sus empleados por tres años, con cierta congelación de costos

Junta Escolar de Los Ángeles aprobó beneficios para sus empleados por tres años

La Junta de Educación de Los Ángeles aprobó este martes un paquete de beneficios de tres años que contiene algunas ventajas, pero está muy por debajo de los ahorros que los funcionarios del distrito consideran necesarios para mantener solvente el sistema escolar.

Los 60,000 empleados del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) no se encuentran entre los mejores pagados de la nación, aunque la mayoría disfruta de beneficios médicos integrales para ellos y sus familias, sin el pago de primas mensuales. Tales subsidios son inusuales en el lugar de trabajo.

El paquete se aprobó por escaso margen con el apoyo de cuatro de los siete miembros de la junta. Incluso quienes apoyaron el acuerdo reconocieron que les preocupa que el presupuesto del distrito podría ir camino al déficit, lo cual amenazaría ciertos programas para los estudiantes.

El paso más importante para ahorrar costos es que el LAUSD congelará la cantidad total anual que paga del fondo general para los beneficios de atención médica durante los tres años cubiertos, del 2018 al 2020.

Según el acuerdo, el distrito seguirá con los aproximadamente $1,100 millones que paga actualmente por los beneficios.

El objetivo del congelamiento es evitar que el fondo general deba absorber los costos de atención médica, que aumentaron más del 6% anual. Cualquier costo adicional será cubierto por una reserva de atención médica que se incrementó a cerca de $300 millones.

“Para mí hay un gran valor en la contención de los costos”, declaró la presidenta de la junta escolar, Mónica García, quien votó afirmativamente junto con George McKenna, Scott Schmerelson y Kelly Gonez. “Necesitamos buenos empleos y buenas escuelas”.

En el LAUSD, el distrito negocia con los sindicatos de empleados sobre cuánto pagar por la atención médica, pero los gremios controlan cómo se gasta el dinero. Los sindicatos determinan qué planes de salud ofrecer y cuánto cobrarle a los empleados por las primas y los copagos, en caso de que sea necesario.

Los valores de la atención médica son un gran estrés en el segundo sistema escolar más grande del país, particularmente la cobertura de los jubilados. El distrito paga más de $20,000 anuales por la atención médica de cada jubilado que es demasiado joven para calificar para el programa federal de Medicare, detalló Najeeb Khoury, el principal negociador laboral del distrito, en una entrevista.

Los jubilados de más edad utilizan los beneficios del distrito como un complemento de atención médica para cubrir lo que Medicare no brinda, lo cual le cuesta al distrito alrededor de $7,100 por persona cada año. Los beneficios de salud para los jubilados le costaron al distrito casi $328 millones en el año escolar 2016-2017, cerca del 6% del presupuesto.

Aunque Khoury apoyó el pacto, reconoció que el LAUSD tiene un problema con las obligaciones de atención médica. En los próximos 30 años, costaría alrededor de $13,600 millones en dólares actuales pagar todos los beneficios de salud para los jubilados, y el distrito ha reservado sólo una fracción de los fondos necesarios, Khoury le dijo a la junta.

Con el tiempo, los costos médicos para los jubilados podrían obstaculizar la capacidad del distrito para pagar a los empleados activos y educar a los niños, advirtió el miembro de la junta Nick Melvoin. “La congelación de los aumentos anuales en este acuerdo es un pequeño paso en la dirección correcta, pero nuestra difícil situación financiera requiere un paso adulto”, afirmó Melvoin, quien votó negativamente. “Sin duda, necesitamos asegurar más fondos del estado... También debemos comenzar a vivir conforme nuestros medios”.

El miembro de la junta Ref Rodríguez, quien antes había señalado su apoyo al acuerdo, también votó negativamente y expresó su preocupación de que el acuerdo pueda resultar inalcanzable en su tercer año.

Otro miembro, Richard Vladovic, debió retirarse temprano de la reunión y no estuvo presente durante la votación.

 

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en inglés, visite:

 

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°