El multimillonario Tom Steyer donó $2.3 millones de dólares al centro de servicios legales para inmigrantes de la UC

El multimillonario Tom Steyer donó $2.3 millones al centro de servicios legales para inmigrantes de la UC

El donante demócrata Tom Steyer, más conocido por su activismo medioambiental, redobló su apoyo a los derechos de los inmigrantes con una donación de $2.3 millones al Centro de Servicios Legales para Inmigrantes de la Universidad de California y otras siete organizaciones.
El obsequio por parte de la organización sin fines de lucro de Steyer, NextGen America, apoyará una red nacional de servicios legales para reclutar y capacitar a más defensores de inmigrantes. Aproximadamente $90,000 dólares ayudarán al centro de la UC a contratar a un abogado de inmigración de tiempo completo para UC Riverside, que Steyer visitó el viernes pasado.

NextGen también planea ayudar al centro de la UC a compartir su modelo de servicios legales con entidades educativas de todo el país. El centro, lanzado en 2015 por la presidenta de la UC, Janet Napolitano, es el primer y único sistema universitario del país que ofrece servicios legales gratuitos a los inmigrantes indocumentados y sus familias.

“Desde las crecientes incursiones de ICE a la derogación de DACA y la prohibición de viaje de los musulmanes, Donald Trump y su administración están atacando sistemáticamente a la comunidad de inmigrantes”, señaló Steyer en un comunicado, el viernes pasado. “Muchos viven con el temor de que en cualquier momento serán arrancados de su familia sin que haya nadie en su esquina para defenderlos. Nuestra asociación con el Centro de Servicio Legales para Inmigrantes de la UC permitirá que más estudiantes y sus parientes, en California y en todo el país, busquen la orientación legal que no sólo necesitan sino que tienen el derecho básico de recibir”.

María Blanco, directora ejecutiva del centro de la UC, consideró que el apoyo llega en un momento crucial para los inmigrantes vulnerables, especialmente los casi 800,000 jóvenes que lograron un indulto temporal contra la deportación y acceso a permisos de trabajo bajo el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), en la era de Obama.

El mes pasado, la administración de Trump anunció que pondría fin al programa, pero le dio al Congreso un plazo de seis meses para salvarlo. California es el hogar del mayor número de beneficiarios de DACA del país, unos 223,000, casi el doble que Texas, que ocupa el segundo puesto. Aproximadamente 4,000 estudiantes de la UC son inmigrantes indocumentados.

Blanco detalló que cerca de 1,000 jóvenes a nivel nacional, y alrededor de 280 en California, pierden a diario su estatus de DACA, algo que los somete a una posible pérdida de empleos o a la deportación. “Realmente esto está creando mucho estrés”, afirmó.

Además, señaló que espera que la contribución de Steyer, la primera donación privada al centro que no proviene de los grupos tradicionales de derechos de los inmigrantes, inspire a otros a hacer lo mismo. El año pasado, Napolitano prometió aportar $2.5 millones en tres años, pero Blanco busca financiamiento para mantener el centro después de eso. Los casos se elevaron a alrededor de 800 en el año académico 2016-2017, de los 362 registrados el año anterior.

“Desde la elección, y especialmente ante la rescisión de DACA, una mayor cantidad de personas preocupadas por su acceso a la educación superior y oportunidades se están volviendo más conscientes de que aquí hay una generación que podría perderse si no ofrecemos programas para ellos”, consideró.

Según Natasha Fain, asesora legal de NextGen y abogada de derechos humanos, hasta un 20% de los estudiantes inmigrantes vulnerables podrían ser elegibles para obtener el estatus legal permanente. La letrada trabajará con la UC para desarrollar seminarios en línea, diversas herramientas y otras formas de ayudar a los campus a comprender por qué y cómo brindar servicios legales a esos alumnos. “Son estudiantes estadounidenses que han crecido aquí”, expresó Fain. “Vamos a apoyarlos y tratarlos con la misma dignidad con la que tratamos a otros estudiantes estadounidenses”.

Otros beneficiarios de subvenciones de servicios legales son la Clínica de Derecho de Inmigración de la Facultad de Derecho de UC Davis, el Centro de Estudios de Género y Refugiados de UC Hastings, el Asian Americans AdvancingJustice - Asian Law Caucus, la Fundación de Asistencia Legal Rural de California, el Centro para el Cambio Comunitario, la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración y el Consejo de Relaciones Islámico Estadounidense.

 

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
81°