El gasto del LAUSD está desfasado en comparación con otros sistemas escolares similares, afirmó un grupo de trabajo

Grupo de trabajo afirma que el gasto del LAUSD está desfasado en comparación con otros sistemas escolares

El distrito escolar de Los Ángeles está desfasado con los sistemas escolares similares; gasta más en salarios de maestros y beneficios de salud y menos en actividades que podrían mejorar el aprendizaje de los estudiantes, según un nuevo informe de un grupo de trabajo externo.

El Grupo de Trabajo Consultivo del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles no hizo recomendaciones específicas, sino que planteó una serie de preguntas que el distrito deberá responder para asegurarse de que su financiación se enfoque en brindar una oportunidad completa para que todos los estudiantes triunfen.

“Lo que estamos tratando de decir es: pongamos los datos sobre la mesa. Miremos la verdad. Seamos transparentes; aquí están los números”, afirmó Renata Simril, miembro del grupo de trabajo. “Esto no quiere decir que... deberíamos recortar los salarios de los maestros”.

Es probable que algunas conclusiones, incluidas las relativas a sueldos y beneficios, sean acogidas con escepticismo por parte de los sindicatos y otros. El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) participa actualmente en negociaciones contractuales con la mayoría de sus gremios de empleados. En el otro lado de la mesa está el nuevo superintendente, Austin Beutner, quien creó -y anteriormente dirigió- el grupo de trabajo antes de aceptar el puesto de superintendente, en mayo pasado.

El nuevo informe, titulado “Decisiones difíciles”, se basa en gran medida en el trabajo de los consultores, quienes entregaron su análisis, de forma confidencial, al panel de Beutner en marzo.

Algunos hallazgos clave sobre las finanzas generales del distrito son consistentes con los análisis anteriores del distrito y una revisión previa independiente. Lo más apremiante es un déficit presupuestario que, en unos tres años, obligaría a efectuar recortes bruscos en los programas y empleos, a menos que se tomen medidas para evitarlos.

“Este informe dice: aquí están todos los datos que analizamos. Y se llama ‘Decisiones difíciles’”, aseveró Simril, directora ejecutiva de la Fundación LA84, que apoya programas de deportes para jóvenes. “Así que, distrito, comunidad, queremos que estén informados. Y si todos estamos a favor del logro estudiantil, ¿cómo hacemos para que este tren vuelva a estar en la vía correcta?”.

El núcleo del informe es una comparación del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles con los distritos escolares en Oakland, Cleveland, Baltimore, Denver, el condado de Palm Beach, Florida, y el condado de Shelby, Tennessee. Esos distritos son mucho más pequeños, pero el grupo de comparación se formó sobre factores tales como porcentajes similares de estudiantes que son aprendices de inglés y que califican para recibir almuerzos escolares gratuitos o subvencionados.

El informe concluye que, en comparación con los “distritos afines”, el LAUSD:

  • dedica menos recursos a las escuelas secundarias.
  • proporciona menos tiempo de instrucción a los estudiantes, y se enfoca menos en matemáticas e instrucción de inglés en particular.
  • ofrece a los maestros menos tiempo para la colaboración y una capacitación significativa.
  • gasta más en administradores, pero les da a los maestros menos entrenamiento de instrucción.

El grupo de trabajo también señaló como un problema el hecho de que la mayoría de los directores de Los Ángeles permanecen en sus escuelas durante dos años, o menos.

 

El informe no menciona factores potencialmente importantes que contribuyen a algunas diferencias con otros distritos, como los mandatos estatales y los acuerdos legales que afectan el tiempo de instrucción.

El LAUSD también cuestionó las afirmaciones de que tiene demasiados administradores, diciendo que el estado clasifica erróneamente a algunos de sus empleados, incluidos los asesores asignados para ayudar a las escuelas a reducir la cantidad de suspensiones de alumnos.

Hacer que los maestros trabajen durante más tiempo requeriría concesiones contractuales o un aumento en el pago. De hecho, varios temas planteados por el grupo de trabajo, incluidos los salarios y beneficios, están cubiertos por los contratos laborales.

El grupo de tareas concluyó que el salario promedio de los docentes del distrito es un 17% superior a la media de los distritos de comparación, y que su costo promedio de beneficios de salud es un 44% superior al promedio, cuando se ajusta por el costo de la vida.

El informe no consideró la medida en que los niveles salariales se ven afectados por la fuerza de trabajo de mayor edad del LAUSD: las estructuras salariales en la mayoría de los sistemas escolares se basan en gran medida en la experiencia.

Sin embargo, el grupo sí notó que algunos de los mejores salarios resultan de los aumentos que los educadores pueden ganar al tomar cursos o asistir a seminarios. Los consultores, en su análisis subyacente, consideraron que esta práctica le cuesta al distrito alrededor de $150 millones en salarios más elevados, sin embargo, parte de la capacitación tiene un vínculo tenue con la mejora de la enseñanza.

Los maestros no fueron el único foco. El informe aseveró, por ejemplo, que el puesto de un trabajador de servicio de alimentos a tiempo completo en el LAUSD incluye beneficios que cuestan $19,000 más por año que en los distritos de comparación.

Los informes anteriores del equipo, que trabajó durante todo un año, cubrieron la asistencia de los estudiantes, los bienes raíces del distrito y la transparencia.

Los miembros del grupo caracterizaron su último informe como el primero en observar el presupuesto del distrito a través del aprendizaje de los estudiantes, aunque el reporte no define lo que entiende como aprendizaje estudiantil ni si los sistemas escolares que utilizó para la comparación son mejores académicamente. El informe también usa seudónimos para referirse a otros distritos, lo cual hace que sea imposible evaluar las comparaciones de manera independiente.

El análisis subyacente fue realizado por Education Resource Strategies, con sede en Massachusetts, y se publicó junto con el informe del grupo de trabajo.

Joe McKown, socio de la organización sin fines de lucro, indicó que su equipo apoya estrategias que incluyen una mayor colaboración de los docentes, basada en otras investigaciones y en el examen de su firma de otros sistemas escolares.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí:

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°