Profesores a menudo le tienen miedo a la gramática, dice estudio

A Word, Please: no dejes que la gramática te intimide

“Los profesores a menudo le tienen miedo a la gramática”.

Ese es el infortunado veredicto de un artículo publicado en el sitio web de apoyo a docentes Tes.com, con sede en el Reino Unido.

“El temor a equivocarse con la gramática es enorme: el temor a quedar expuesto”, le dijo la profesora de la Universidad de Exeter Debra Myhill al sitio. “Como profesor de literatura no entiendes eso, porque todo se trata de la opinión: no hay correcto o incorrecto. Como profesor de gramática no puedes improvisar”.

Yo opto por no entrar en debates educativos. No tengo hijos en la escuela. No soy una profesora. Y he escuchado suficientes críticas desinformadas de maestros trabajadores para saber que no quiero agregar otra voz desinformada a la discusión.

Pero hay una cosa que puedo ofrecer: esperanza.

Abandoné la escuela en el noveno grado. Sin embargo, a los 19 años, estaba inscrita en una universidad real, donde cuatro años más tarde obtendría un título real antes de escribir cinco libros de gramática por dinero real de editores reales.

Si pude superar el temor a que mi ignorancia quedará expuesta, cualquiera puede hacerlo.

Aquí está mi consejo para todos los que temen estar equivocados sobre este tema intimidante.

1. No comiences ninguna oración relacionada con la gramática con las palabras “Es incorrecto”. Hay mucha información incorrecta circulando en torno a la gramática, y la mayoría toma la forma de prohibiciones falsas. Si escuchaste en alguna parte que está mal terminar una oración con una preposición, dividir un infinitivo o comenzar una oración con “y”, no asumas que escuchaste correctamente. No lo hiciste.

2. Verifica tu diccionario antes de decirle a alguien cómo usar una palabra. Por ejemplo, si lees la entrada completa del verbo “puedo”, verás que puede ser un sinónimo de “podría”. Si lees la entrada completa de “terminado”, verás que está bien decir: “He terminado”, al final de una comida.

3. Lee la sección “Cómo usar este diccionario”. Esto te enseñará cómo confirmar si es “He nadado” o “Nadé” (spoiler: la segunda opción es mejor) y si puedes usar un verbo como “graduado” como transitivo, como en “él se graduó en la escuela”, o sólo como intransitivo, como “él se graduó de la escuela” (spoiler: son correctas ambas cosas).

4.Conoce los tres tipos de verbos: intransitivos, que no toman objetos directos; transitivos, que sí lo hacen, y verbos de vínculo, que toman cosas llamadas complementos. Ese último es especialmente importante. La razón por la que “me siento mal” es gramatical y “me sentí mal” no lo es, se basa en el hecho de que “sentir” es un verbo vinculante que, como “ser”, “parecer” y “mostrarse”, es seguido por un adjetivo en lugar de un adverbio porque describe el sustantivo en el sujeto.

5. Si vas a usar “quién” y “quien sea”, asegúrate de entender completamente cómo hacerlo. Pregunta: ¿Por qué es correcto “dale el trabajo a quien quieras” y “dale el trabajo a quien lo quiera”? Porque en la segunda opción, el objeto de la preposición “a” es la cláusula completa, “quien lo quiera”. El verbo “quiera” necesita un sujeto. Y debido a que “quien” es un sujeto, es la opción sobre el objeto “quien sea”. Si mi explicación te deja boquiabierto, evita “quien sea” por completo hasta que puedas buscar uno mejor opción.

6. Comprende las frases y las cláusulas. Una cláusula contiene un sujeto y un verbo. Puede ser una oración completa, “Barney comió”. O una cláusula puede ser la base de una frase más complicada: “Barney se comió dos bocadillos grasosos de queso a la parrilla frente al televisor el martes por la noche”. Las lecciones de gramática en Khan Academy incluyen una buena conferencia de video gratuita sobre frases y cláusulas.

7. Aprende qué es un adverbio. A los niños pequeños se les enseña que los adverbios terminan en “mente” y modifican las acciones. Pero los adultos deben entender que la clase de palabra que llamamos “adverbio” es mucho más amplia que eso. Incluye adverbios de oraciones, como “esperemos”, además de palabras que nadie supone, como “mañana” y “sin embargo”.

8. Recuerda: nunca es demasiado tarde para aprender.

JUNE CASAGRANDE es autora de “The Best Punctuation Book, Period”. Se le puede contactar en JuneTCN@aol.com.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°