Los adolescentes que recrearon medicamento y humillaron a Martin Shkreli, el empresario "más odiado" de EEUU

Hace poco más de un año, Martin Shkreli recibió incontables motes poco elogiosos en Estados Unidos. Le llamaron desde símbolo de "todo lo malo que tiene el capitalismo" y "sociópata moralmente quebrado" hasta "el hombre más odiado" en el país.

Corría agosto de 2015 y la farmacéutica que Shkreli dirigía, Turing Pharmaceuticals, acababa de subir más de 5.000% el precio de un medicamento para personas con el sistema inmune debilitado recién adquirido por la empresa.

Según informaron en ese entonces, el aumento de precio del fármaco Daraprim, que pasó de US$13,50 a US$750 el paquete, se justificaba porque el fármaco era altamente especializado y tenía escaso margen de ganancia para la empresa.

Esta semana, un grupo de adolescentes de Australia ha probado que Shkreli no era del todo sincero, en lo que ha sido descrito por algunos medios como una "humillación" para el empresario.

De US$110.000 a US$20

Los estudiantes de Sidney, todos ellos de 17 años, consiguieron sintetizar 3,7 gramos del ingrediente activo principal del medicamento Daraprim, la pirimetamina, por tan sólo US$20.

En Estados Unidos la misma cantidad costaría más de US$110.000.

"No fue terriblemente difícil, pero supongo que ese es el punto porque somos estudiantes de liceo", dijo a la BBC uno de los adolescentes, Charles Jameson.

De hecho, el objetivo de este experimento de un año fue justamente demostrar el inflado costo de este medicamento en Estados Unidos.

  • La científica de 13 años que genera energía limpia por US$5
  • "Nos parecía totalmente injustificado y éticamente mal", explicó otro de los estudiantes, James Wood.

    "Es un fármaco capaz de salvar vidas y muchas personas no lo pueden pagar", agregó.

    Desarrollado en los años 50, el Daraprim es utilizado para tratar la toxoplasmosis, una enfermedad infecciosa que afecta a los pacientes con un sistema inmunológico debilitado, como los que sufren VIH/sida y malaria, los que se han sometido a tratamiento de quimioterapia o algunas mujeres embarazadas.

    La decisión de Turing Pharmaceuticals de aumentar el costo de este fármaco en más del 5.000% provocó en su momento una condena internacional.

    Shkreli defendió la decisión de la farmacéutica, pero la compañía terminó accediendo a bajar el precio "a un nivel que sea más asequible y que permita a la compañía hacer una ganancia, aunque una ganancia pequeña".

    En diciembre de 2015, este empresario estadounidense de 33 renunció como director ejecutivo de Turing Pharmaceuticals tras ser detenido por un supuesto fraude en una empresa para la que trabajó.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
44°