Estudiantes de USC, UCLA y Caltech se unieron en protesta nacional contra proyecto de ley republicano

Estudiantes de USC, UCLA y Caltech se unieron en protesta nacional contra proyecto de ley republicano

Los estudiantes de posgrado de la USC, UCLA y Caltech se unieron a las protestas nacionales del miércoles contra el proyecto de ley republicano de la Cámara de Representantes aprobado este mes, que según los analistas aumentaría significativamente los impuestos de muchos de los jóvenes investigadores de la nación.

La estudiante de la USC Hannah Khoddam, y un puñado de sus compañeros, comenzaron a organizar una huelga este mes, y luego se unieron a los miembros de un grupo de seis universidades de la costa este para patrocinar un “día de acción” nacional que, se espera, atraiga a miles de participantes a unos 50 campus en 32 estados.

El proyecto de ley de la Cámara de Representantes recorta $65 mil millones en beneficios fiscales para la educación superior durante 10 años, según Steven Bloom, director de relaciones gubernamentales del Consejo Estadounidense de Educación. Los estudiantes de posgrado se verán muy afectados por la derogación de una disposición de hace décadas que los protege de pagar impuestos por su matrícula -que las universidades condonan a cambio de su trabajo como asistentes de docentes e investigadores-.

Bloom afirmó que la disposición benefició a 145,000 alumnos de posgrado en  2011-2012, la información más reciente disponible. Alrededor del 60% de ellos estudiaban ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, lo cual proporciona conocimientos y habilidades fundamentales para impulsar la economía de la nación, consideró.

“¿Por qué revocar una disposición que es una forma esencial de ayudar a que la educación de posgrado sea asequible y accesible?”, se preguntó Bloom. “No tiene sentido como una buena política pública”.

Un análisis de UC Berkeley halló que los impuestos aumentarían en un 61% (o alrededor de $1,400), para un asistente de enseñanza en el campus, y un 31% (cerca de $1,100) para un asistente de investigación si el beneficio anual de colegiatura de $13,793 de la universidad fuera imponible. En MIT, una institución privada que cobra aproximadamente $49,600 en matrícula anual, los impuestos se triplicarían a $13,577, informó el analista, Vetri Velan, un estudiante de doctorado en física.

Velan y su compañera Kathy Shield crearon una calculadora para que los estudiantes descubran cómo el cambio, si se convertía en ley, afectaría sus propios impuestos.

En general, la Universidad de California considera que 23,000 estudiantes de posgrado ganaron $250 millones en beneficios de matrícula en 2015-2016. Los alumnos de los nueve campus de pregrado del sistema planean unirse en la protesta.

“La reforma fiscal no debe apoyarse en las espaldas de nuestros laboriosos estudiantes de posgrado”, aseveró la presidenta de la UC, Janet Napolitano, en una declaración emitida esta semana junto con el regente estudiantil Paul Monge y con Devon Graves, regente estudiantil designado. “Ellos son vitales para la comunidad universitaria y la sociedad en general: fomentan la investigación innovadora, sirven de mentores para la próxima generación y contribuyen a la economía. Son el futuro de nuestra nación y merecen el apoyo del Congreso, no un aumento de impuestos”. 

En la USC, el proyecto de ley de la Cámara de Representantes podría triplicar o cuadruplicar los impuestos para 3,100 estudiantes de doctorado, afirmó el preboste Michael W. Quick. “A largo plazo, esta legislación podría disuadir a algunos de nuestros innovadores líderes y talentos creativos de cursar carreras de posgrado”, afirmó en un comunicado.

Uno de los organizadores de la huelga nacional es Miriam Rubenson, una estudiante de doctorado en psicología clínica de la USC que investiga formas de ayudar a los delincuentes juveniles con problemas de salud mental. Ella está casada con un estudiante de UC San Diego que cursa un programa conjunto de maestría y doctorado e investiga terapias genéticas para curar el VIH. Cada uno gana alrededor de $30,000 en estipendios, que son imponibles. Pero bajo el proyecto de ley de la Cámara, tendrían que pagar impuestos por primera vez sobre el valor de sus exenciones de matrícula, que esperan se eleven a $90,000 el año próximo. Ello les aumentaría sus impuestos a $20,000.

“Ese tipo de impuestos está destinado a artículos de lujo”, advirtió Rubenson. “Gravar la educación de posgrado como si fuera una membresía de un club de golf es absurdo”.

Khoddam y otros dijeron que el espectro de los enormes impuestos a pagar ha llevado a algunos estudiantes a considerar abandonar la carrera o aceptar préstamos aún más gravosos. Pero la ley de la Cámara de Representantes deroga la deducción por intereses sobre préstamos estudiantiles, que 12 millones de contribuyentes reclamaron en 2015.

El proyecto de ley también elimina la deducción de impuestos para los programas de “aprendizaje permanente” -la capacitación para adultos, por ejemplo- y para la asistencia de matrícula del empleador a los trabajadores.

El Senado aún debe aprobar su proyecto de ley fiscal. Una vez que lo haga, las diferencias entre las dos medidas deberán resolverse. El proyecto de ley del Senado no contiene los cambios por los que los estudiantes protestan.

 

Traducción: Diana Cervantes

 Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°