Inspira Shakespeare a película argentina

Inspira Shakespeare a película argentina

Las hadas que en la comedia Sueño de una Noche de Verano hacen amar y dudar a sus personajes, hacen lo propio en la gélida Nueva York contemporánea, en la cinta Hermia y Helena, que se estrena hoy en México.

En la película, el director argentino Matías Piñeiro vuelve a tomar motivos de la obra de William Shakespeare, como lo hizo en Rosalinda (2011), Viola (2012) y La Princesa de Francia (2016), situándolos en la época actual.

En esta ocasión narra el vaivén de Camila (Agustina Muñoz), quien se muda de Buenos Aires a la Gran Manzana con una beca que le permite trabajar en una traducción al castellano del clásico de Shakespeare.

En lugar de las criaturas mágicas de la historia original, están los amantes, los recuerdos, las postales y las llamadas telefónicas para trastocar sus afectos.

"Conocí a un nuevo grupo de personas, pero no quería desconocer a las películas anteriores. Quería incorporar a Buenos Aires y el español. Finalmente acaba siendo algo natural incorporar estas variaciones.

"Esta· la idea de moverse del lugar de origen, de desplazarse o de estar en constante movimiento. Estar en una ciudad que no es la tuya, que eso también me sucede a mí. Como argentino, yo siento que vivo en las dos ciudades", expresó en entrevista Piñeiro, quien radica en Nueva York.

Para introducir al espectador en el universo de Camila, Piñeiro hizo mano de elementos cotidianos, como las videollamadas, así como recursos como filmaciones en blanco y negro o textos en manuscrito superpuestos en imágenes.

"Esto sale del mismo lugar de por qué Shakespeare y el teatro, porque a priori parece ser un medio anticinematogr·fico. Hay algo en eso que me interesa porque el cine tiene la capacidad de poder involucrarlo todo. El texto, que no pertenece al mundo de la imagen de manera natural, hagámoslo participar", puntualizó.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°