Debuta Springsteen en vivo en Broadway

Bruce Springsteen debutó en Broadway con un espectáculo en solitario y cuyas entradas, para muchos con precios desorbitados, llevan meses agotadas.

El cantante estadounidense, de 68 años, muestra su faceta más personal en la mítica escena neoyorquina con una actuación que mezcla la música con la narración en Springsteen on Broadway.

"En el show sólo estamos la guitarra, el piano, las palabras, la música y yo. Parte del espectáculo es hablado y otra parte cantado. Es un repaso a mi vida y mi trabajo con el fin de proporcionar una noche entretenida y comunicar algo con valor", explica el artista en su página oficial.

Springsteen, quien estrenó este concepto acústico el martes, canta sólo para las 960 personas que caben en el Teatro Walter Kerr, el lugar más pequeño en el que ha actuado en los ˙últimos 40 años, con excepción de una o dos noches, dice.

Además, realizará cinco funciones semanales hasta el 3 de febrero, una apuesta en la que tiene muchas ganas.

 "Cuando decidimos hacer algo tan pequeño sabíamos que Íbamos a tener que adoptar un enfoque diferente. En este teatro te sientes como si estuvieras invitando a la gente a entrar en tu sala de estar, lo que va a permitir un tipo diferente de comunicación con la audiencia.

"No he trabajado cinco noches en la misma semana consecutivamente en mucho tiempo. Es un espectáculo que no es físicamente riguroso, pero necesita mucha energía mental", dice "The Boss", en entrevista con Variety.

Los más fieles seguidores del intérprete de "Born to Run" no han querido perderse el estreno y no han dudado en pagar entre 75 dólares y hasta 2 mil 400 dólares (mil 372 a 44 mil pesos) que han costado las entradas, teniendo en cuenta la reventa.

Springsteen no es la primera estrella del rock que decide cambiar los multitudinarios escenarios por la variedad que ofrece el teatro de Broadway. Otra reconocida figura, Sting, ya se atrevió incluso a protagonizar su propio musical, The Last Ship.

Sin embargo, no todos han experimentado el éxito. Eso le ocurrió a Bono y The Edge, de U2, quienes hicieron la banda sonora del fallido musical Spider-Man: Turn Off the Dark, que, además de ser uno de los más caros de la historia de Broadway, también fue uno de los más desastrosos, con varios accidentes de sus actores y problemas técnicos que generaron muchas críticas.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group