Abraza las raíces Natalia Lafourcade

Abraza las raíces Natalia Lafourcade

Pies descalzos, cabello ondulado hasta los hombros y jumpsuit a rayas con olanes, Natalia Lafourcade se pasea y trabaja por Puerto Vallarta. Con arracadas doradas que enmarcan su rostro y labios color Carmen, habla sobre uno de los videos de su nuevo disco "Musas 2", pero sobre todo de su amor por México.

"Estoy muy agradecida con México, porque me ha abrazado, me quiere, tengo una complicidad con mi gente, me ha costado 15 años construir y lo valoro mucho. Con este proyecto he podido homenajear a México y Latinoamérica a través de los géneros con los que hemos estado coqueteando, de la instrumentación y de poder tener a Los Macorinos en este proyecto", refiere sobre la grabación del videoclip "Danza de Gardenias", que estrenará en 2018.

Detrás de cámaras, con arena en los pies, sencilla y relajada, se toma momentos para refrescarse, hablar con la gente que colabora con ella, retratarlos con su cámara instantánea e incluso para pedirle a su equipo que le compren un sombrero a una señora que comercia a la orilla de las olas.

En el nuevo material audiovisual, Lafourcade muestra su evolución artística y la importancia que para ella involucra el poder representar las raíces latinas.

"Mi música ha tomado un giro muy bonito a través de conectarme con compositores que admiro, con letras antiguas que hoy son más difíciles encontrar y, de repente, me dan ganas de mezclar ese lenguaje con un poco de ranchero, de son cubano; En otros momentos de mi carrera no era tan valiente para enfrentarme a esos géneros, para interpretarlos", confiesa.

Mientras en el exterior la brisa refresca a quienes caminan por el malecón y aminoran los cerca de 26 grados centígrados, también el lunes por la tarde, cerca de las 19:00 horas, al interior de La Casona Bar, Natalia se pasea con una botella de agua en mano y ve cómo los actores se involucran en la filmación.

"Al país le hace falta que terminemos de comprender nuestra riqueza, acabamos de tener un momento brutal con la tierra que nos hizo recordar que si queremos podemos ser hermanos, ayudarnos, que tenemos la capacidad de organizarnos, trabajar en equipo, levantar la voz y no permitir que nos hagan para ningún lado, sino que realmente podamos tomar las riendas", sentencia sobre lo que considera transformaciones necesarias.

El video de Natalia es un carnaval: música latina, bailes de celebración y un hilo de misterio, mientras la cantante veracruzana recorre e interactúa con el set para, como ella dice, renacer de los momentos difíciles y tener siempre presente que cualquier jardín que se marchita puede reverdecer.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
87°