¿Quién decide qué escuelas públicas de L.A. deben compartir su campus con una charter?

¿Quién decide qué escuelas públicas de L.A. deben compartir su campus con una charter?

Para el momento en que los padres se enteran de que la escuela de sus hijos compartirá sus instalaciones con una charter, generalmente la decisión ya está tomada.

Ref Rodríguez, miembro de la Junta Escolar del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), partidario de estas escuelas autónomas y fundador de una red de charter en Los Ángeles, con frecuencia escucha a padres descontentos por no haber participado en el proceso, o a directores que afirman sentirse ‘castigados’ por la disminución en las inscripciones. Por otro lado, las charter pueden pasar un momento difícil en la escuela de acogida, debido a esta hostilidad. Cabe recordar que una charter recibe fondos públicos, pero puede funcionar independientemente.

Ahora Rodríguez quiere formar un comité de escuelas charter y líderes distritales que puedan determinar cómo llevar a cabo la instalación, es decir, la práctica de colocar a una charter y una escuela pública tradicional en el mismo campus, y que ésta sea una experiencia sin sobresaltos para ninguno de los implicados. Los resultados incluirían una guía para los directores y un proceso estipulado, para asegurarse de que la comunidad involucrada esté al tanto de lo que sucederá.

Aprobada en 2000, la Proposición 39 dicta el proceso de asignación de espacio para las escuelas charter. Los distritos de escuelas públicas deben proporcionar espacio disponible de sus aulas a las escuelas autónomas, que lo solicitan el 1 de noviembre de cada año y reciben sus ofertas en abril siguiente.

"Entre noviembre y abril, nadie habla con las escuelas o las comunidades", señaló Rodríguez. La Junta Escolar podría crear políticas para informar a las comunidades que su escuela podría ser elegible para la colocación de una charter desde el verano, remarcó en una entrevista reciente. De esta manera, si los salones disponibles son consecuencia de la disminución en la matrícula y los líderes de la escuela no quieren compartirlos, pueden intentar reclutar más estudiantes, destacó

La inscripción en el LAUSD viene disminuyendo durante más de una década debido a varios factores, incluyendo los cambios demográficos y el crecimiento de las charter.

Aunque el presidente de la Junta Escolar del LAUSD, Steve Zimmer, dijo que no piensa que la colocación de escuelas charter sea necesariamente algo bueno, la conversación debe estar centrada en cambiar la norma que así lo ordena. "Es una mala ley", aseguró Zimmer, respecto de la Proposición 39. "Sólo porque las escuelas pueden tener espacio libre… no significa que la mejor solución es instalar allí una charter".

Karen Wolfe, una madre de familia de Venice, cuyos hijos estuvieron inscritos en escuelas charter y ahora lo están en escuelas públicas tradicionales, afirmó que el proceso de colocación puede volverse realmente feo, entre el resentimiento de parte de los padres de la escuela tradicional y la falta de regulación de las charter con la que se comparte el campus.

Wolfe recientemente cofundó PS Connect, un grupo comunitario que ayuda a informar a los padres sobre las escuelas tradicionales y aboga por ellas. Según ella, encontrar un grupo imparcial de líderes de las escuelas charter y de las escuelas públicas, como lo indica la resolución, es algo extremadamente difícil. "Si usted viene a nuestras escuelas no encontrará a nadie dispuesto a ser neutral", afirmó Wolfe el martes ante la Junta.

Encuentre a Sonali Kohli vía email, Sonali.Kohli@latimes.com, o en Twitter Twitter@Sonali_Kohli.

Traducción: Diana Cervantes.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°