Peligran regalías para Julión Álvarez

Las ganancias por reproducciones de la música de Julión Álvarez en plataformas como Spotify, Apple Music y Deezer podrían ser congeladas.

Las cuentas del intérprete están congeladas en EE.UU desde que el Departamento del Tesoro de ese país lo vinculó con una red de tráfico de drogas, y, por ende, no podrá dar shows ni hacer ningún tipo de negocio allá en lo que se aclara el asunto legal en que está involucrado. Asimismo, quizás le suspendan las regalías por sus temas.

Según Agustín Yáñez Figueroa, autor del libro Introducción a los Contratos Tecnológicos y profesor del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos del ITESO, es probable que en otros países donde operan las plataformas de streaming puedan ser suspendidas las ganancias de Julión.

"En caso de que cualquier persona o empresa haga negocios con las personas que salgan en la lista de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su nombre en inglés), se puede ver afectada con sanciones y multas por incumplimiento con la normatividad, por más pequeña que sea la operación, como en el caso de Spotify, que está dentro de la jurisdicción de Estados Unidos y que paga regalías de unos .006 centavos cada vez que una canción se reproduce en su plataforma.

"Aquí entra también el tema de cooperación internacional, pues Estados Unidos también puede exigir a otros países que cooperen con su lucha contra el crimen organizado, así que puede exigir a otros que también congelen cuentas del artista", dice.

Según el abogado tecnológico, la música del chiapaneco también podría desaparecer de dichas plataformas. Las empresas de Julión mencionadas por el Tesoro de EU son JCAM Editora Musical, Noryban Productions y Ticket Boleto, S. A.

LE PAGABAN EN TRANSFERENCIA

El proceso para contratar a Julión Álvarez en el Palenque de Guadalajara era similar al de cualquier otro artista. El trato con un artista inicia desde que los concesionarios del recinto gallero se ponen en contacto con el mánager o gente que trabaja directamente con él.

No obstante, en muchos casos los concesionarios deben contactar a la empresa promotora encargada de hacer booking con la estrella, la cual funge como intermediaria entre las partes.

Entonces, quien desea contratar propone la o las fechas, la oficina encargada verifica si están disponibles y, de estarlo, consultan al artista. Si éste está de acuerdo y acepta, el empresario paga una parte de lo que costará el artista. Así queda "amarrado" el trato.

El pago total puede ser incluso en un solo plazo, en dos o en los que se hayan acordado, y se realizan a través de transferencias o depósitos bancarios, pero nunca en efectivo, afirma Gilberto Ochoa, al frente del Palenque de Fiestas de Octubre de 2014 a 2016.

"Como teníamos, lógicamente, una concesión del Estado (de Jalisco para el Palenque), teníamos que presentar facturas de todos los eventos pagados. Nosotros hacíamos la transferencia, nos daban las facturas y el artista se presentaba a realizar su show el día acordado", dice. Ochoa refiere también que ni a Julión ni a ningún artista se le pagó en efectivo durante el tiempo que dirigió el recinto.

También señaló que al chiapaneco se le hacían transferencias a una compañía, cuyo nombre no recuerda. "Las transferencias no se hacían a su persona, eran a una empresa, que no recuerdo, pero generalmente a todos los artistas se les hacen transferencias o depósitos a las empresas que crean ellos mismos", explica.

"Por ejemplo, la primera vez que trabajamos con Showtime México, es la empresa de Monterrey que nos vendió a Luis Miguel, y la facturación se hizo con Showtime a la empresa de nosotros".
Con excepción de 2016, Julión se ha presentado en el Palenque de Guadalajara desde 2009.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°