Famosos hispanos celebran Halloween sin perder el "glamour" (FOTOGALERÍA)

Las redes sociales se han convertido desde hace años en los espejos favoritos de los famosos latinos, quienes no dudan en utilizar estas plataformas para dar a conocer sus disfraces para la fiesta de Halloween, marcada por lo tenebroso y lo paranormal, pero sin perder el toque de "glamour".

Aunque la celebración de esta fiesta pagana es esta tarde, algunos ya han lucido su elección de disfraz de este año.

La cantante Demi Lovato optó por rendir homenaje a la artista texana Selena Quintanilla, para lo que se vistió con un brillante traje morado, uno de los más conocidos de la artista y que lució en sus últimos conciertos antes de ser asesinada en 1995.

El cantante Diego Torres y la actriz Roselyn Sánchez decidieron darle más protagonismo a sus hijas, y mientras que el compositor argentino publicó una fotografía en su cuenta de Instagram en la que la pequeña aparece vestida de "bad girl", la hija de la puertorriqueña simulaba ser una princesa con un disfraz personalizado por su abuela.

Torres, que acompañó a su hija a una fiesta de disfraces organizada por el artista español Alejandro Sanz, quiso agradecerle la invitación con otra instantánea en la que también aparece el productor español Javier Limón.

La actriz estadounidense Jessica Alba, cumpliendo con su tradición anual de Halloween junto a su amiga Kelly Sawyer, publicó en Instagram una fotografía en la que este año recreaban el icónico cartel de la película Juno (2007).

Alba, aprovechando su embarazo, se disfrazó del personaje que interpretó Ellen Page, mientras que la modelo se vistió de Paulie, el amigo y padre del bebé, interpretado por Michael Cera.

El bachatero Romeo Santos, uno de los artistas más activos en las redes sociales cuando se acerca la fiesta de Halloween, comenzó su transformación para Halloween hace varios días y son constantes las fotografías en sus perfiles sociales en las que aparece maquillado de emoticono o luciendo distintas máscaras.

Con otro maquillaje apropiado para la noche de brujas apareció en sus redes sociales la cantante mexicana Paulina Rubio, que con una fotografía editada simuló tener brechas y carne desgarrada en su rostro.

Su compatriota la actriz Eiza González acudió el pasado viernes a la fiesta anual de Halloween de la firma de tequila Casamigos, fundada por el actor estadounidense George Clooney, disfrazada de la princesa de Jasmine, personaje de Disney de la película "Aladdin" (1992), atuendo que resaltaba su tonificado cuerpo.

Con una blusa, pantalones bombachos, cinta de pelo y pendientes de piedras, todo ello en el mismo tono azul celeste, González acudió a la fiesta a la que también asistieron Cindy Crawford, Amal Clooney y Kim Kardashian, quien precisamente se disfrazó de Jasmine el pasado año.

Vestida de luchadora de sumo Dascha Polanco, la actriz dominicana conocida por su participación en la serie carcelaria "Orange Is The New Black", celebra este año Halloween junto a sus dos hijos Dasany y Aryam, quienes también se convirtieron por un día en pequeños luchadores o "rikishi".

Christina Aguilera, de origen ecuatoriano, que ha estado creando unas divertidas calabazas para Halloween este fin de semana, decidió disfrazarse de bruja, atuendo con el que rindió tributo a la canción "Lady Marmalade", lanzada en 2001, gracias al peinado y la tiara parecida a la que llevó en sus actuaciones junto a Lil¡ Kim, Mya y Pink.

Por su parte, Aubrey Plaza se vistió de Miércoles Addams (Merlina en Latinoamérica), con un traje negro y dos trenzas, mientras sujetaba un cuchillo ensangrentado en una tenebrosa escena.

La actriz, aunque no olvida el desastre que Puerto Rico está viviendo por el paso del huracán María el pasado 20 de septiembre, sigue pidiendo la recaudación de fondos, pero esta vez de una manera más distendida, por lo que Plaza bromeó con atacar con su cuchillo a aquellos que no donen dinero para la isla.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°