El creador de Chucky no se da por vencido y lanza una de sus mejores entregas directamente en video

Cualquier aficionado al terror sabe que Chucky (conocido también como “El Muñeco Diabólico” en países de Latinoamérica) es una de las figuras más emblemáticas del género reciente al lado de Jason y de Freddy Krueger.

Pero sabe también que, tras el lanzamiento de unas películas iniciales que resultaron particularmente logradas, el impulso de la saga fue decayendo y, tras un giro inicialmente logrado hacia la comedia, cayó en una tendencia excesivamente cómica que no le cayó nada bien a la fanaticada.

Luego del traspiés, Don Mancini, quien debutó como director con “Seed of Chucky” (2004) pero es el creador de esta figura de juguete poseída por un asesino en serie, y que ha escrito o coescrito todos los guiones de la serie, decidió tomarse un descanso de casi una década que rompió con “Curse of Chucky” (2013), un auténtico regreso en forma que fue igualmente celebrado por los fans y los críticos, y que le dio nueva vida a la historia al presentar como protagonista a Nica, una valiente muchacha parapléjica que era interpretaba por Fiona Dourif, es decir, la hija de Brad Dourif, quien le ha dado siempre voz a Chucky y ha aparecido directamente en algunos de los episodios.

Esta semana se lanzó en DVD y Blu-ray una secuela directa, “Cult of Chucky”, que retoma al personaje de Nica, recluida esta vez en una institución mental tras ser acusada de los crímenes cometidos por Chucky, quien regresa a las andadas para tratar de matar a la muchacha y, de paso, a los inquilinos del inmueble para personas con problemas mentales.

“Las películas anteriores se han desarrollado normalmente en casas de familias acosadas por este villano, pero quise cambiar un poco las cosas con este espacio, aunque sigue tratándose de una sola locación”, le dijo Mancini a HOY Los Ángeles durante una reciente entrevista. “Lo que todo el mundo espera en una cinta de estas es ver a Chucky matando gente, pero no quiero hacer lo mismo una y otra vez”.

Como lo dijimos más arriba, “Cult of Chucky” se ha lanzado en formatos caseros sin pasar por las salas, lo que, en vista de su calidad, es no solo un motivo de frustración para los fans, sino también para Mancini, aunque él presentía ya algo así debido a que “Curse of Chucky” sufrió la misma suerte.

“Lo bueno es que ir directamente al video en la actualidad no es lo mismo que haberlo hecho en el pasado”, retomó el artista, para precisar que el filme está también disponible en Netflix. “Cuando me enteré de que la anterior no iba a estrenarse en salas, me decepcioné mucho; pero en este caso, hice lo mejor que pude, poniendo todo el trabajo y la pasión que me resultara posible en el proyecto. Esas son decisiones que se hacen sin mí y de las que se me ofrecen muy pocas explicaciones”.

De hecho, el cuidado puesto en “Cult” es evidente en la puesta en escena, que además de mostrar la evolución de Mancini como director, mantiene el encantador estilo de la ‘vieja escuela’ al limitar el empleo de trucos digitales en provecho de efectos prácticos frente a la cámara.

“Eso es lo que distinguió a la saga desde el inicio, así como una estrategia que le permitía a los actores reaccionar ante algo real”, nos dijo el realizador. “En ‘Curse’, pese a mi voluntad, usé CGI para una escena en la que los efectos prácticos no funcionaban, pero los fans se dieron cuenta de inmediato y se molestaron, y decidí no hacerlo nunca más. En esta cinta, el único uso de lo digital fue para borrar cables de las marionetas y cosas así”.

Finalmente, Mancini se siente completamente satisfecho por poder seguir haciendo películas del Muñeco Diabólico 29 años después de haberlas iniciado. “Todavía siento que he ganado la lotería por el modo en que este personaje surgido de mi imaginación ha sido celebrado”, manifestó. “Y estoy seguro de que me sobrevivirá, porque habrá otros que lo mantendrán activo cuando yo ya no esté por aquí”.

“Además, me siento muy orgulloso de haber podido mantener la identidad de un villano que da siempre la cara a la vez que dice cosas graciosas, como parte de una tradición ochentera del terror”, redondeó el entrevistado. “Las cintas de ‘Annabelle’ han sido tremendamente exitosas, pero operan en un nivel muy distinto, porque mantienen casi siempre a su muñeca en las sombras, mientras que Chucky tiene personalidad y es muy carismático”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°