Música

Joaquin Sabina disfruta y celebra la renuncia de Blatter y sus 'gangsters'

Sabina celebra renuncia de de la FIFA Blatter

El cantante español Joaquín Sabina brinda por Blatter y celebra su dimisión

Quito, 3 jun (EFE).- El cantante español Joaquín Sabina celebró hoy la dimisión del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, hecho que consideró "una gran noticia", y calificó a los dirigentes del organismo futbolístico internacional de "banda de gángsters".

"Bueno, una de las alegrías que tuve ayer es ver dimitir a Blatter... eso fue una gran noticia", dijo el cantautor en un encuentro con medios de comunicación en Quito, donde este viernes ofrecerá un concierto.

Reiteró que, en su opinión, los representantes de la FIFA "son una banda de gángsters, lo han sido siempre, viviendo de la ilusión de la gente, que es el fútbol, y han hecho ahí cada barbaridad".

El trovador, aficionado al fútbol y autor de una canción de homenaje al Atlético de Madrid en su centenario, indicó que le da "muchísima vergüenza, cuando hacen las votaciones" de los Mundiales, ver la actitud de muchos líderes de diferentes países ante los directivos del fútbol mundial.

"Los presidentes y los reyes de países importantísimos van casi a arrodillarse delante de esta banda de gángsters para que les den un voto. Me parece vergonzoso", apostilló.

Y concluyó: "así que estoy muy contento, brindo por Blatter".

Celebra auge de la izquierda en Latinoamérica

El cantante español Joaquín Sabina se alegra por el auge que la izquierda latinoamericana ha vivido en los últimos años y, aunque asegura que no está de acuerdo con todos los presidentes de la región, subraya que sí lo está "con lo que los ha producido", es decir, con "la gente".

Se refiere a los movimientos que han propiciado lo que llama "esa nueva esperanza en América Latina", de la que dice ignorar "cómo acabará", pero cree que en Venezuela "está acabando bastante mal" y que en países como Ecuador "las cosas van razonablemente bien".

Al margen de la política, cuando habla de Latinoamérica, el interprete de "Así estoy yo sin ti" alude al Macondo de García Márquez, a la Santa María de Juan Carlos Onetti, al "territorio mítico" con el que soñaba a los diecisiete años, cuando leía a los autores insignes de Latinoamérica, una región a la que está agradecido. "Me cambió la vida", afirma.

En un encuentro con periodistas en Quito, donde actuará este viernes, el cantautor explicó que decidió revivir su disco "Diecinueve días y quinientas noches", en el que se basa su actual gira, porque quería regresar a su "amadísima Latinoamérica" y, al mismo tiempo, huir de la crisis de España.

El mejor "pretexto" para ello fue "reproducir ese disco que es el que más nos gusta tocar en vivo", indicó, y ello dio pie a un "tour" que ha sido el "más gratificante" de su vida.

Sobre las crisis, como la que vive España, dijo que son malas "para el bolsillo de la clase trabajadora", pero "para los artistas suelen ser muy buenas, porque producen materiales de derribo con los que construir canciones".

Entre bromas y sorbos de cerveza, el músico de Úbeda (sur de España) habló sobre lo que le llevó a componer: esa necesidad de "vivir otras vidas" y sobre las cosas en las que se inspira, porque se considera una persona que cree "en la vida, en lo que toca, en lo que huele, en lo que besa" y en aquello "con lo que sueña".

Y, además, Sabina se alimenta para componer de las cosas de la vida cotidiana, incluidas las que se narran en las páginas de sucesos de los periódicos, dijo.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
91°